Technology

Brasil se abre a la era digital con una ambiciosa estrategia para el Internet de las cosas

Brasil promete ser un nuevo y emocionante entorno para proyectos relacionados con el IoT y la inteligencia artificial a medida que amplía sus redes digitales y de Internet. El Gobierno brasileño ha lanzado recientemente un plan para centrarse en la expansión del Internet de las cosas en el país.

Bajo el paraguas de la estrategia brasileña “El Internet de las cosas: un plan de acción para Brasil” surgirán nuevas asociaciones, programas de educación superior e innovadores, con el fin de aprovechar al máximo las nuevas oportunidades que ofrece el mercado digital brasileño en expansión. Urban Hub comprueba el estado actual.

Technology
Usar menos recursos para conseguir un cambio mayor - ¿Qué hace que el mundo se mueva? La tecnología innovadora. Además, en la movilidad, la construcción, la energía y la fabricación, son sobre todo las innovaciones sostenibles las que están cambiando cómo interaccionan y dan forma a su entorno las personas.
1605 vistas

Creado el 11.04.2018

Brasil, listo para expandir su conexión

A primera vista, Latinoamérica no parece ser un hervidero de actividad IoT. Las tendencias muestran que solo un 7 % de las empresas latinoamericanas utilizan el IoT con regularidad y muchos sectores están aún en pañales. Brasil, sin embargo, se sale de la norma. En los últimos años, un 60 % de las empresas han invertido en investigación y desarrollo IoT.

El mercado brasileño está sin duda listo para la era digital. De acuerdo con estadísticas recientes, un 58 % de la población brasileña está en línea y más de 100 millones de personas se conectan a través de sus móviles. El juggernaut IoT está empezando a recorrer el país, movilizado por una iniciativa gubernamental que incentiva nuevas asociaciones, jóvenes innovadores e institutos de educación superior.

¿El objetivo? Inyectar un chute de adrenalina a la economía brasileña. El Gobierno predice que los proyectos relacionados con IoT aportarán 132 mil millones USD a la economía de aquí a 2025. Pero, si bien el impulsar la economía seguirá siendo un aspecto clave, la estrategia también conllevará cambios positivos para garantizar la seguridad de los datos y crear un entorno legal más abierto que facilite nuevas innovaciones.

Un plan de acción

En 2017, el Gobierno brasileño anunció una estrategia para acelerar la implantación del Internet de las cosas. Su objetivo es hacer posible la modernización de servicios públicos y privados mediante innovaciones IoT, así como fomentar el trabajo de emprendedores y nuevas empresas.

Las tecnologías IoT ofrecen un gran potencial para sacar partido a la economía brasileña. La estrategia se centra en cuatro pilares claves: ciudades inteligentes, sanidad, agronegocios y manufactura. Los nuevos desarrollos estarán dispuestos para su lanzamiento entre 2018 y 2022. Algunas de las mejoras que puede instigar el IoT incluyen:

  • Sanidad: aumento de la eficiencia y reducción de costes en hospitales; prevención de epidemias
  • Agronegocios: uso eficiente de los recursos naturales, insumos y maquinaria
  • Manufactura: mejora de procesos, promoción de modelos de negocio que incorporen IoT o desarrollo de nuevos productos.

¿Y las ciudades inteligentes? Brasil no es ajeno al concepto. Desde grandes metrópolis como São Paulo a pequeños centros históricos como Olinda, muchas ciudades han implementado ya sus propias estrategias y objetivos de ciudad inteligente. Los proyectos IoT de la estrategia gubernamental para ciudades inteligentes darán prioridad a la movilidad, la seguridad pública y los servicios públicos.

La estrategia de Brasil para el IoT repercute en todos los sectores

La empresas tecnológicas se suman al plan

Las mayores compañías tecnológicas llevan algún tiempo con el oído puesto en Brasil, especialmente desde que este país amplió el acceso a banda ancha de 1 Mbps a todas sus regiones en 2010. En los últimos dos años, varias industrias tecnológicas han abierto una tienda local para aprovechar mejor el potencial de la inversión estratégica de Brasil en IoT.

Hace poco, Facebook abrió su primer centro de innovación para el fomento de emprendedores y ayudar a preparar a jóvenes brasileños para que funden startups. Orable también inauguró en 2017 un laboratorio de innovación para centrarse en el Internet de las cosas y proyectos de IA.

El mayor inversor es probablemente Qalcomm, que ha firmado un acuerdo con el Gobierno de São Paulo para abrir una fábrica de procesadores dirigidos a aplicaciones de IoT. También ha abierto un centro de I+D para promover asociaciones público-privadas que fomenten el desarrollo de un ecosistema IoT.

Microsoft anunció asimismo recientemente que va a invertir en Brasil, sobre todo en áreas que utilizan aplicaciones reales de inteligencia artificial para permitir el desarrollo de soluciones de movilidad en Brasil.

Brasil cuenta con un número considerable de compañías tecnológicas que ya producen soluciones IoT. Exati, con base en Curitiba, está desarrollando una plataforma para un sistema de gestión de iluminación pública. También en Curitiba, Hi Technologies está probando equipamiento de diagnóstico que usa la nube para acelerar el proceso de análisis y la obtención de resultados relativos al Zika.

 

 

Ya hay más de 100 unidades de ascensor MAX conectadas funcionando en Brasil desde principios de este año.

Aunando esfuerzos para una nueva innovación en Brasil

Las compañías tecnológicas, no obstante, no acaparan el mercado de las innovaciones. Brasil también acoge a un número creciente de comunidades e institutos de educación superior que se inspiran en la nueva era digital. De hecho, un aspecto de la estrategia de IoT de Brasil es animar a todas las partes interesadas a aunar sus esfuerzos.

El Instituto Nacional de Telecomunicaciones (INATEL) está ubicado en el llamado «valle electrónico», en el sur de Minas Gerais. Este ha lanzado un programa de postgrado centrado únicamente en IoT, que combina muy bien con otro programa de postgrado que ofrece sobre ciudades inteligentes. INATEL también ha iniciado un programa de intercambio con Corea del Sur para desarrollar conjuntamente innovaciones IoT.

Embarcados, una comunidad web para sistemas integrados, busca formas de desafiar el ecosistema, por ejemplo, con innovaciones IoT. Un concurso reciente recopiló soluciones inventivas basadas en IoT, desde un bastón para personas con deficiencias visuales que usa tecnología integrada a comunicación inalámbrica para contadores inteligentes.

Sin duda, ideas no faltan en Brasil. Esto volvió a quedar patente cuando en 2016 tuvo lugar en São Paulo el primer Congreso Brasileño y Latinoamericano de IoT. La conferencia del año pasado acogió a más de veinte innovadores tecnológicos líderes en el mundo, consolidando así la reputación de Brasil como un creciente núcleo de desarrollos IoT.

La estrategia ya está dando frutos

¿Va a limitarse todo a las palabras y nada de acción? La bienvenida a una serie de iniciativas demuestra justo lo contrario. Un proyecto piloto que está cobrando impulso es Hospital 4.0, cuyo objetivo es reducir los tiempos de espera para los servicios hospitalarios. En los agronegocios, Fazenda Tropical 4.0 está aumentando la productividad de las cosechas permitiendo monitorizar los activos biológicos.

Brasil está expandiendo su medición inteligente de servicios públicos para mejorar dichos servicios en todo el país. En general, los servicios al cliente digitalizados se benefician de una robusta infraestructura IoT, y Brasil va a ir utilizando progresivamente innovaciones como MAX, un ascensor con una solución de mantenimiento predictivo creada por thyssenkrupp Elevator junto con Microsoft. Ya hay más de 100 unidades de ascensor MAX conectadas funcionando en Brasil desde principios de este año.

La mayoría de la población brasileña es urbana y las soluciones para ciudades inteligentes van a desempeñar un papel importante en la mitigación de problemas, desde la movilidad a la criminalidad. Muchos laboratorios de ideas y startups están trabajando ya en proyectos IoT. Algunos inspiradores ejemplos incluyen:

  • La ciudad de Fortaleza utiliza big data para solventar retrasos de autobuses y atascos, y mantiene una asociación de trabajo con la Universidad de Arizona para desarrollar soluciones.
  • Curitiba está desarrollando su infraestructura IoT para ofrecer, entre otras cosas, una plataforma accesible y robusta de e-gobierno.
  • El Centro de Operaciones de Río de Janeiro (COR) está utilizando big data para mejorar la resiliencia a los desafíos del cambio climático, los desastres naturales, la movilidad y la seguridad pública.

El futuro se perfila conectado

Muchos han dado la bienvenida a la estrategia de Brasil para impulsar el desarrollo de todo el ecosistema IoT, así como del entorno legal. Si bien posiblemente no pueda competir con los gigantes del IoT ya consolidados, como el Reino Unido o Corea del Sur, Brasil aún puede aprovechar las innovaciones IoT para fortalecer sus productos domésticos y reforzar el comercio exportador, así como las infraestructuras públicas.

En los últimos años, la Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe) de la FAPESP ha registrado un aumento significativo en el número de proyectos relacionados con IoT. Este es tan solo uno de los indicadores de que el mercado está creciendo y de que Brasil es la cuna de muchos innovadores dispuestos a dejar su huella con nuevos productos y servicios.