Smart Mobility

Movilidad inteligente para una Smart City: la línea 9 conecta Barcelona con su futuro

Una vez finalizada, la línea 9 de Metro Barcelona, con 47,8 km, será la línea subterránea más larga de Europa. Los trenes automáticos sin conductor y las soluciones inteligentes de movilidad y control facilitarán la rápida llegada de los pasajeros a sus destinos y ofrecerán conexiones con estaciones de trenes de larga distancia, el aeropuerto y otras muchas opciones de transporte. La línea 9 no es más que la última de una serie de iniciativas que han transformado Barcelona en una de las principales ciudades inteligentes del mundo. Pero, al igual que la construcción de la nueva línea de metro, el camino hacia esta meta no siempre resultó fácil. Entonces, ¿cuál es el secreto del éxito de Barcelona?
Smart Mobility
Lleva a las personas a soluciones mejores - Las personas cansadas de las ciudades congestionadas hacen innovar la movilidad inteligente con tecnologías móviles y aplicaciones intuitivas que integran el transporte público, una mejor infraestructura y el uso compartido del coche.
409 vistas

Creado el 26.03.2020

Reconocer las dificultades y aceptar el desafío

La línea 9 solo es un ejemplo de cómo Barcelona ha pasado de ser una metrópolis en crisis en los años 80 a convertirse en una ciudad inteligente de referencia internacional. También es un ejemplo de cómo empresas como thyssenkrupp Elevator emplean un enfoque similar para proporcionar soluciones de movilidad inteligente a las ciudades de todo el mundo.

Los elementos básicos de este enfoque son simples. En primer lugar, reconocer y aceptar los retos que plantean los objetivos que se persiguen. En segundo lugar, utilizar los recursos disponibles para que el plan previsto se adapte de manera flexible a dichos objetivos. Y en tercer lugar, no perder nunca de vista las necesidades de las personas reales que se verán afectadas por las decisiones que se tomen.

Metro Map

Establecer la conexión

En la transformación de Barcelona, el objetivo era mejorar la calidad de vida de la ciudad para sus residentes y visitantes aumentando la inversión en la economía del conocimiento, la arquitectura de vanguardia, la sostenibilidad y el desarrollo centrado en las personas. Esto implicaba crear un sistema de transporte público de talla mundial. Toda ciudad saludable se distingue por una circulación fluida y unas buenas conexiones.

La línea 9 del metro de Barcelona es el último y más avanzado paso de la apuesta de Barcelona por mejorar la movilidad pública. Está diseñada para conectar el mayor número posible de opciones de transporte público ya existentes y maximizar el efecto red de todo el sistema de metro. Se prevé que sus 52 estaciones serán utilizadas por unas 350 000 personas al día (130 millones de pasajeros al año) para llegar más fácil y rápidamente a sus destinos, ya sea por trabajo, por ocio o para proseguir sus viajes.

Barcelona Metro Station
«Para el montaje (estación de Singuerlín) ha sido necesario instalar 1600 m y 30 000 kg de peso solo para las guías, uno de los componentes de los ascensores. Esto equivale a cubrir 16 veces un campo de fútbol con vías de tren que pesan más que 4 autobuses urbanos».
Carmen Ginard Anton, Director of Special Projects in Catalonia

Centros de transporte público personalizados

Dada las muchas exigencias a las que debía hacer frente la línea 9, la línea de metro más larga de Europa, se platearon algunos retos técnicos difíciles de superar. Por ejemplo, el objetivo de enlazar físicamente la línea 9 con otras líneas y centros de transporte existentes implicaba cavar y construir a profundidades de entre 30 y 90 metros.

Por ello, las estaciones se diseñaron modularmente en forma de un gran pozo cilíndrico, con un vestíbulo superior y un vestíbulo inferior conectados por medio de ascensores y escaleras mecánicas de gran capacidad. Las plataformas están ubicadas dentro de la sección del túnel, y los trenes circulan en dos niveles superpuestos.

Situada a 60 metros de profundidad, la estación de Singuerlín, por ejemplo, cuenta con ascensores como único sistema de transporte entre la superficie y la plataforma. Para satisfacer las demandas de los viajeros, thyssenkrupp Elevator instaló seis ascensores resistentes con capacidad para transportar 40 personas a 7 km/h (2m/s). En el complejo mundo de los pozos panorámicos y otros contratistas que trabajaban en paralelo en los mismos proyectos, la empresa pudo montar e instalar el pesado sistema según lo previsto y sin que se registraran lesiones.

Barcelona Metro L9
Barcelona Metro L9

En Barcelona, hasta los ascensores son inteligentes

Rápidos, resistentes y de gran capacidad, los ascensores de la línea 9 no solo contribuyen a que Barcelona sea una ciudad inteligente, también ellos son inteligentes. Estos ascensores disponen de un innovador Sistema de Control Inteligente (SCI) basado en la inteligencia artificial que optimiza las prestaciones.

Cada grupo de ascensores funciona como un sistema inteligente de autoaprendizaje que registra cuántos pasajeros se esperan en cada estación a nivel de la calle o de los andenes, según la hora del día y la época del año. Gracias al SCI, el sistema se adapta al flujo de pasajeros en tiempo real.

Los ascensores maximizan su capacidad de forma autónoma e independiente y se sincronizan para aumentar el servicio en función del flujo de pasajeros. Por ejemplo, el sistema mide electrónicamente el peso de los pasajeros que se encuentran en la cabina y utiliza esta información para mejorar el acceso y la salida de la misma optimizando la apertura de las puertas.

Además de reducir los tiempos de desplazamiento de los pasajeros, el SCI también ayuda a aumentar el rendimiento de la vida útil y la sostenibilidad, equilibrando la carga de trabajo entre los ascensores y poniendo las cabinas que no se necesitan en modo de espera para ahorrar energía.

«El sistema de ascensores inteligentes (en la estación Singuerlín de la línea 9) está conectado con la línea de metro, lo que permite comprobar la hora de llegada y salida de cada tren y optimizar las funciones del sistema en función de las horas punta, la cantidad de pasajeros y el tráfico de la línea de metro».
Javier Sesma, General Manager, thyssenkrupp Elevator Innovation Center

La movilidad inteligente mueve las ciudades inteligentes

El primer tramo de la línea 9 ya se encuentra actualmente en funcionamiento. Cuando finalice su construcción, la nueva línea contará con 300 ascensores de thyssenkrupp Elevator. La empresa también proporcionará más de 360 escaleras mecánicas, incluyendo las cerca de 60 unidades exteriores que unirán la calle con el metro.

Para muchas de estas unidades exteriores también ha sido necesario aplicar ideas inteligentes adaptadas a la geografía y a las barreras arquitectónicas de una ciudad con tan alta densidad de población como Barcelona. En los casos en los que no fue posible utilizar escaleras mecánicas, se optó en su lugar por ascensores inclinados. Una vez más, conseguimos superar los desafíos.

Los monitores inteligentes de estas unidades también ayudan a conectar a los viajeros de forma segura y contribuyen a la palpitante vida comunitaria en el centro de esta ciudad inteligente. Con la Línea 9, Barcelona y thyssenkrupp Elevator demuestran una vez más que existe una solución inteligente para cada desafío urbano.

 
Barcelona Metro