Energy Efficiency

Materiales y medidas que potencian la eficiencia energética en edificios

Independientemente de que sean construcciones de poca altura o rascacielos, los edificios representan cerca del 40% de toda la energía consumida. Especialmente en las zonas urbanas con alta densidad de población, la creación de edificios sostenibles y energéticamente eficientes es crucial para lograr la neutralidad climática. Cada vez se está explorando más el uso de diferentes materiales de construcción para aumentar la eficiencia energética y reducir las emisiones de un edificio. Ya sean naturales, reciclados, híbridos o compuestos, las posibilidades son numerosas. URBAN HUB examina más de cera los materiales y otras medidas de construcción que determinan la eficiencia energética en la construcción actual.
Energy Efficiency
Conservar la energía y eliminar los residuos - La eficiencia energética combina la educación de las personas con respecto al consumo con la construcción de edificios nuevos, mejorados y ecológicos que reduce la huella medioambiental de los centros urbanos.
574 vistas

Creado el 25.06.2021

Vuelta a lo natural

Sobre todo en la construcción de poca altura, materiales como la tierra apisonada, la madera e incluso la paja se utilizan como alternativas naturales a las opciones fabricadas sintéticamente. Además de ser orgánicos, estos materiales son muy resistentes, duraderos y proporcionan un excelente aislamiento, ayudando así a optimizar la eficiencia energética del edificio.

La madera sigue utilizándose como material para crear edificios sostenibles e innovadores, incluso en estructuras a gran escala y rascacielos1. Aparte de su eficiencia energética natural, la madera mejora la sostenibilidad de un edificio a muchos niveles, por ejemplo, reduciendo los plazos de construcción y el peso total de la estructura. 

 
Mjøstårnet in Norway, the world’s tallest wooden building

Mjøstårnet en Noruega, el edificio de madera más alto de mundo

Materiales reciclados o combinados

Las estructuras a gran escala construidas en los centros urbanos recurren cada vez más a una mezcla de materiales reciclados o híbridos para conseguir una mayor eficiencia energética. Algunos de estos materiales son:

  • Acero reciclado. Garantiza la eficiencia energética gracias a su gran durabilidad y rigidez, utiliza menos energía que el acero convencional y emite menos CO2.
  • Madera, ya sea tratada o mezclada con otras propiedades. La madera contralaminada (CLT) se fabrica encolando capas de madera maciza. Los estudios demuestran que el uso de este tipo de madera reduce el consumo de energía en un 15%2. Otros compuestos altamente sostenibles y energéticamente eficientes pueden fabricarse mezclando a partes iguales residuos de plástico y fibras de madera.
  • Paneles estructurales aislados (SIP). Formados por una capa de espuma aislante intercalada entre capas más duras de cemento o madera, los SIP pueden reducir los costes de climatización interior en un 50%3.

No existe una única fórmula para todos los casos

Igual de importante que los materiales es cómo adaptarlos para conseguir la mayor eficiencia energética posible. Las megaciudades podrían inspirarse en el ejemplo de Hong Kong4. La ciudad se ha fijado el objetivo de alcanzar la neutralidad climática para 2050 y avanza en su apuesta por la eficiencia energética abordando elementos específicos de los rascacielos. Entre otras medidas, la ciudad se propone:

  • Aprovechar al máximo las fachadas revistiéndolas con materiales altamente reflectantes con el fin de reducir la energía necesaria para la climatización interior. O, como alternativa, emplear paneles fotovoltaicos integrados en los edificios (BIPV).
  • Utilizar sistemas exteriores de triple pared para mejorar el rendimiento energético.
  • Orientar la posición de las torres para reducir el efecto del sol.
  • Emplear tejados reflectantes o «cool roofs». Además de pintar los tejados de blanco, los constructores pueden combinar cubiertas vegetales con paneles solares para aumentar la eficiencia de los mismos. Esto también disminuye enormemente el efecto «isla de calor» en áreas urbanas muy densas.
Dachanlage_Hannover_product materials and energy efficiency

Los «cool roofs» reducen la producción de energía de un edificio

Responsabilidad corporativa

La eficiencia energética de los edificios está impulsada en última instancia por las organizaciones que los ocupan. Dos iniciativas de las Naciones Unidas sirven de guía a las empresas para lograr la neutralidad climática. “Race to Zero”5 pretende conseguir el apoyo de todos los agentes no estatales para una recuperación económica sin emisiones de carbono. “Business Ambition for 1.5°C”6 es un llamamiento a la acción para que las empresas se comprometan a reducir sus emisiones y alcanzar el objetivo de 1,5 °C.

TK Elevator se ha sumado a estas dos iniciativas y a sus objetivos de carbono: reducir la huella de carbono en un 25 % para el 2030 y en un 50 % para el 2040.

Además de ampliar su flota verde de vehículos, TK Elevator ve muchas oportunidades para alcanzar estos objetivos. Todas las instalaciones y fábricas tratarán de lograr una mayor eficiencia energética mediante el uso de materiales sostenibles, el principio de economía circular y más energías renovables. Las empresas pueden promover que la eficiencia energética en los edificios sea la norma y no la excepción, allanándoles así el camino a otros.

Sources

  1. Has the wooden skyscraper revolution finally arrived?, by Oscar Holland via cnn.com/style

  2. Energy retrofit analysis of cross-laminated timber residential buildings in Seoul, Korea: Insights from a case study of packages, by Hyun MiCho et al. via sciencedirect.com

  3. The Most Energy-Efficient Materials From Which to Build a House, by n.u. via hirecentres.com

  4. The city of sustainable skyscrapers, by Matthew Keegan via bbc.com

  5. Race To Zero Campaign, by n.u. via unfccc.int

  6. Join the Campaign for Our Only Future, by María Fernanda Espinosa Garcés et al. via unglobalcompact.org