Urbanization

Ben Hammersley acerca de las megatendencias que afectan a ciudades y civilización humana

Puede resultar algo extraño decir que el futurista Ben Hammersley se halla en una misión para explicar el presente. Pero en su trabajo como escritor, periodista, presentador, orador y asesor, Ben promueve de forma consistente la idea de que comprender el “hoy” es el reto principal que afrontan la sociedad, las ciudades, las personas y las empresas.

Para empezar a entender nuestra situación actual, primero tenemos que contemplar los grandes y continuos cambios globales que nos afectan. En la primera parte de una serie de dos, URBAN HUB habla con Ben Hammersley acerca de estas megatendencias y de cómo el contexto del presente ya está definiendo el futuro.

Urbanization
Nuestras ciudades, nuestro futuro - La urbanización, una tendencia que no da síntomas de agotamiento, cambiará de forma significativa la forma en que vivimos, trabajamos e interaccionamos en nuestras comunidades.
467 vistas

Creado el 26.03.2018

Abrumados por las vertiginosas megatendencias de gran impacto

Darnos cuenta realmente de lo que pasa a nuestro alrededor es bastante difícil. De acuerdo con Hammersley, esta dificultad es tan intrínseca de nuestra forma de hacer las cosas que puede considerarse una condición humana crónica. Un ejemplo del mundo corporativo: “Las empresas quieren que les asesore sobre el futuro. En muchos casos tengo que decirles: ¿El futuro? ¡Lo primero que tienen que hacer es recuperar el tiempo y situarse en el siglo XXI!”.

Megatendencia: cambio impulsado por la tecnología que aumenta exponencialmente

Una área que todos deberíamos estar observando de cerca es la megatendencia del cambio impulsado por la tecnología. La digitalización masiva y las aplicaciones relacionadas con Internet están afectando cada aspecto de la vida humana en cualquier rincón del mundo. Todos somos conscientes de esto e incluso disfrutamos de muchos de sus aspectos: nuestros libros electrónicos, smartphones, aplicaciones y medios sociales.

Pero aún seguimos sin comprender o apreciar las dinámicas subyacentes que impulsan estos cambios. A saber, que estas cosas son solo la onda expansiva de algo mayor. Cada dos años se duplica la capacidad de procesamiento a un precio determinado (la ley Moore). En palabras de Hammersley: “Nunca ha habido otro tiempo en la historia humana en el que nuestras herramientas se volvieran dos veces mejores que dos años antes”.

Este fenómeno está socavando los propios fundamentos de lo que creemos saber. “El motivo es simple y llanamente que podemos usar tecnología digital para crear la siguiente generación de tecnología digital. La base de nuestra cultura se basa en una época en la que no teníamos la posibilidad de doblar constantemente nuestras capacidades o posibilidades”. En otras palabras, estamos realmente en medio de una revolución que no va a finalizar hasta dentro de mucho tiempo.

“Todos los avances sociales e intelectuales, médicos, culturales y científicos de los últimos 20 años han sido facilitados por la red digital. La gente ya ha dejado de concebir la vida sin la digitalización.”

Ben Hammersley

Megatendencia: la naturaleza rápidamente cambiante del trabajo

El masivo cambio impulsado por la tecnología también está generando una segunda megatendencia: la radical transformación del trabajo. “Las empresas y la gente se han percatado de que el mundo laboral está cambiando a un ritmo increíble. La gente está haciendo trabajos que no existían hace 5 o 10 años y que no esperan necesariamente que existan dentro de 5 a 10 años”.

¿Qué es entonces una carrera profesional? “Eso también está cambiando. La idea de un empleo de por vida o una trayectoria laboral única está desapareciendo”. ¿Y qué es la jubilación? “Los 65 como edad de jubilación se basaban en una esperanza de vida de 70 años. El aumento de la esperanza de vida ya está haciendo más imprecisos los límites y la definición de la jubilación”.

Y, al igual que la propia digitalización, los cambios que afectan al trabajo diseminan las semillas para aún más cambios. Por ejemplo, “el cambio en la idea del trabajo (p. ej., qué constituye una oficina), en el trabajo en sí, y las herramientas que usamos, está llevando a la gente a replantearse las prácticas sociales dentro de las organizaciones para ver si son valiosas o no”. ¿El resultado? “La gente se acostumbra a cuestionar las prácticas y, entonces, ya no hay vuelta atrás a como se hacían las cosas antes”.

 

 

Training To Fight The Robots es la guía breve de Ben Hammersley para prepararse uno mismo (y a su organización) para medrar a medida que la IA (inteligencia artificial) va tomando un porcentaje cada vez mayor de las decisiones que afectan nuestras vidas.

Megatendencia: mayor fluidez y flujo en los roles sociales

Esto conduce a otra megatendencia más: la creciente inestabilidad de los roles sociales. “Hemos pasado de una situación bastante estática en los roles laborales y sociales a un contexto social de impermanencia en el empleo, la llamada ‘economía gig’. Todo esto cambia la relación que los empleadores tienen con sus empleados”.

La economía gig también cuestiona el valor social asignado a un determinado trabajo. Tradicionalmente, el estatus social estaba estrechamente ligado al puesto y la profesión. Esto está evolucionando, “porque no se puede organizar la sociedad en torno a empleos si estos empleos cambian constantemente. Tomemos como ejemplo a los pilotos de drones agrícolas: ¿Son granjeros, ingenieros, gente rara ‘punto-com’ con capucha o qué? Cada vez va a ser más difícil asignar un lugar en la sociedad y este no estará basado meramente en el puesto que ocupas”.

Esto puede ser algo positivo, por supuesto, pero también hay un potencial lado negativo. “Para gente como yo, la economía gig es una gran bendición, pero para mucha otra gente, es un engaño que se aprovecha de ti. Sin embargo, la economía gig puede suponer una ventaja para todos, siempre que la sociedad no deje que te ahogues entre gigs, en el sentido de perder tu seguro médico, vivienda o no tener comida sobre la mesa”.

Megatendencia: un crecimiento urbano increíble

Otra megatendencia es la continua urbanización de la vida humana. ¿Necesitamos ciudades? “Sí, absolutamente. La propia civilización se basa específica y ampliamente en la ciudad. Es la raíz de toda la cultura humana moderna. Y lo que estamos viendo es el surgimiento y la consolidación continuos de las megaciudades y la desaparición de las ciudades pequeñas”.

“El ideal suburbano es realmente la anomalía, un idealismo de posguerra, de 1950. La visión futurista era el teletransporte desde tu mansión con jardín. Pero, últimamente, vemos que está pasando lo contrario. La gente está regresando a las ciudades, incluso si siguen trabajando remotamente. Los centros de ciudad están resurgiendo porque la gente se da cuenta de sus beneficios. No por estar cerca de la oficina, sino unos de otros y del ocio social y cultural que ofrecen las ciudades”.

Esto significará ciudades de mayor densidad con más edificios de uso mixto, con cambios de zonificación para permitirlo. “Las ciudades no son solo para los negocios. Son el desarrollo inevitable de la civilización humana. Las ciudades de alta densidad, en especial las antiguas, maximizan todas las cosas que son, en realidad, las más importantes para la gente: interacción social, cultura, alternativas, reinvención personal, opciones románticas, etc.”.

Y las ciudades se apropian cada vez más de su creciente importancia. Por ejemplo, “Shanghái ha limitado recientemente su perímetro para evitar la expansión. No más hacia fuera, solo hacia arriba para generar mayor densidad. Y las ciudades están desarrollando más opciones de transporte multimodal, más infraestructura para bicicletas, peatones y transporte público, y restringiendo el tráfico de vehículos”.

“¿Necesitamos ciudades? Sí, absolutamente. Las ciudades no son solo para los negocios, fuentes de beneficios para las empresas. Son el desarrollo inevitable de la civilización humana.”

Ben Hammersley

Megatendencia: los crecientes efectos del cambio climático

“Las ciudades también incorporan cada vez más en su planificación consideraciones medioambientales, con un mayor uso de energía renovable y más iniciativas de cielo oscuro”. Y esto es bueno debido a otra megatendencia. En palabras de Hammersley: “El desenfrenado cambio climático global, y sus repercusiones, es el gran, gigantesco y violento elefante en la cacharrería que impacta en cada aspecto de la existencia humana. Y también, en gran parte, lo que está y va a continuar impulsando el aumento de la migración hacia el interior y la densificación de las ciudades”.

Una de las conexiones con la migración urbana es el efecto de la subida del nivel de agua en las zonas rurales costeras. Pero también es porque “vivir con una alta densidad es la única forma de reducir nuestra huella de carbono, otras formas de vida son demasiado ineficientes en cuanto al carbono. Por ejemplo, estamos viendo un avance masivo en el desarrollo de energía renovable. El año pasado en Europa una gran parte de la electricidad fue generada por renovables, y esto no va a hacer más que aumentar con el tiempo. Dinamarca tiene previsto funcionar solo con energía renovable a partir de 2050”.

La lucha contra el cambio climático subraya uno de los principales retos para subirse con éxito a la ola de las megatendencias. “Culturalmente, hay grupos enteros de gente que esconden sus cabezas bajo el ala frente al cambio climático. Estos grupos están tan asustados por el cambio que desarrollan lo que podría llamarse una nostalgia armada de un pasado que nunca existió”.

Ben Hammersley comparte más aspectos de este y otros retos, y las estrategias para superarlos, en la segunda parte de esta entrevista de URBAN HUB.

Un mapa del futuro presente: navegando las megatendencias

Las megatendencias increíblemente disruptivas del cambio global son parte de lo que define nuestra era: el cambio impulsado por la tecnología, roles sociales cambiantes, la naturaleza cambiante del trabajo y el empleo, el cambio climático y el cambio de la vida rural a la urbana para cada vez más personas.

El trabajo de Ben Hammersley surge al darse cuenta de que nuestra comprensión de estas megatendencias sigue estando influida principalmente por pensamientos pre-digitales del siglo XX. Estos pensamientos ya no sirven, por eso, “para prosperar realmente en el siglo XXI, tenemos que detenernos y examinar el verdadero contexto de nuestras vidas”.

Mientras estas megatendencias continúan engullendo e impulsándonos, ¿cuál es la mejor forma de abrirnos paso hacia el futuro? Nuestra charla con Ben continuará en otro artículo de URBAN HUB.

A bit about Ben Hammersley

Ben is an active guy with a huge number of interests, and a lot of “gigs”.

  • Born 1976, Leicester, UK
  • Resides Los Angeles, California, USA
  • Paid gigs
    • Speaker – The London Speaker Bureau
    • Reporter/Presenter – BBC
    • Contributing Editor – Wired magazine
    • Academic Fellow – European Policy Centre
    • Editorial Board Member – Intelligence Squared
    • Faculty – The School of Life (London)  
    • Columnist – BA Business Life magazine
    • Innovator in Residence – Centre for Creative and Social Technology, Goldsmiths, University of London
    • Principal – Hammersley Futures consultancy
  • Volunteer gigs
    • American Red Cross
    • Los Angeles Audubon Society
    • Medical Reserve Corp
  • Additional accomplishments
    • 19 Certifications (including Emergency Medical Technician, Firefighter, Drone Pilot, Open Water Diver, Amateur Radio Technician)
    • 10 Publications (including 64 Things You Need to Know Now For Then: How to Face the Digital Future Without Fear)
    • 5 Honors & Awards (including Fellowships in the Royal Geographical Society and the Royal Society of Arts)
    • 2 Languages (English & Italian)