Urbanization

A la altura de los desafíos de la densidad urbana

Las ciudades no paran de crecer. La población aumenta prácticamente de un día para otro, y con ella los planteamientos con respecto a la sostenibilidad, la habitabilidad y la limitación de los recursos y el espacio. Algunas poblaciones urbanas se extienden hasta la periferia de las ciudades; otras se apiñan en torno al centro urbano.

La teoría de la urbanización examina el cambio demográfico de las ciudades observando de cerca las cifras, la densidad y la distribución de los habitantes, y si las ciudades crecen a lo ancho o “verticalmente”. Esta teoría suele ver la densidad urbana como una oportunidad para aplicar los avances en construcción vertical y, al mismo tiempo, ofrecer mayores ventajas económicas.

Urbanization
Nuestras ciudades, nuestro futuro - La urbanización, una tendencia que no da síntomas de agotamiento, cambiará de forma significativa la forma en que vivimos, trabajamos e interaccionamos en nuestras comunidades.
3768 vistas

Creado el 10.03.2016

La vida en ciudades de alta densidad de población

Cuando se habla del crecimiento de los núcleos urbanos, entran en juego factores como la infraestructura, la modernización, la sostenibilidad y los servicios públicos. Muchos urbanistas creen que el tamaño o la densidad de la población son factores determinantes para el desarrollo o el declive económico de una ciudad.

La densidad de población se refiere al número de habitantes por kilómetro cuadrado (o milla) en un área determinada. Sin embargo, otros asocian las ciudades densamente pobladas con multitudes incontroladas y condiciones poco habitables. Con todo, los urbanistas ven oportunidades en este fenómeno y señalan que la «densidad urbana» también puede aportar progreso y crecimiento a más gente.

List of the most populated cities

¿Cuántos más, mejor?

Algunos teóricos de la urbanización creen que las ciudades con mayor densidad de población tienen un mayor potencial para ser más productivas, más innovadoras y energéticamente autosuficientes.

Pero no podemos ignorar el hecho de que algunas de las ciudades más pobladas también están entre las más pobres. ¿Cómo puede entonces la densidad de población proporcionar más oportunidades de desarrollo en lugar de estancamiento? Muy simple. La alta densidad favorece las relaciones humanas, que constituyen la esencia de la innovación económica.

Las estadísticas indican que los lugares más densamente poblados ofrecen mayor movilidad económica. Las probabilidades de mejorar el nivel económico son más altas en la ciudad de Nueva York que en un suburbio apartado. Sencillamente porque las ciudades modernas y con gran densidad de habitantes ofrecen más posibilidades, una mejor infraestructura para acceder a ellas y una red eficiente para utilizarlas.

La densidad vertical marca la diferencia

Sí. Los edificios altos mantienen los niveles de precios de los alquileres y la energía. Restringir la densidad vertical encarece los precios y hace que menos gente pueda permitirse vivir cómodamente. Por lo tanto, la densidad vertical es buena para el planeta.

Tomemos el ejemplo de Bombay. La limitación de la altura de construcción ha hecho que la vivienda sea un bien escaso, caro y desconectado de una infraestructura más grande. Singapur, en comparación, tiene un centro “alto” lleno de rascacielos. Hong Kong, más vertical aún, ha sabido armonizar perfectamente la densidad vertical con calles y pasarelas peatonales.

Si se combinan los edificios altos con un buen sistema de transporte, redes energéticamente eficientes y espacios verdes, las ciudades aprovecharán mejor la densidad de la población y habrá más habitantes que aprovechen al máximo su ciudad.

The Imperial Towers Mumbai

El «efecto cañón»

Quién no ha caminado por un “desfiladero” de rascacielos carente de vida fuera de las horas de trabajo. Llevado a extremos, este tipo de expansión hacia arriba aísla a los ocupantes y residentes en lugar de producir innovación.

La construcción vertical no debe perder de vista el nivel del suelo. Es necesario asegurar la movilidad dentro de los edificios, y estos deberían estar bien conectados con las infraestructuras locales. Facilitando la movilidad, incluso los pisos más altos pueden resultar lugares atractivos y cómodos para vivir.

Los rascacielos deben atraer a la gente, no dejarla en la sombra ni aislarla.

Number of skyscrapers in urban centers
Vertical density of cities compared by number of skyscrapers

La densidad vertical mejorará las ciudades

No existe ninguna duda de que las ciudades deben construir verticalmente para dar cabida a sus habitantes. La experiencia demuestra que la densidad sencillamente no es posible sin rascacielos.

Naturalmente, se pueden tomar medidas para evitar que una ciudad pierda su esencia en medio de un bosque de edificios altos. Un ejemplo de ello es París. Pese a tener una densidad de población mayor que la de Manhattan, ha ido introduciendo poco a poco los rascacielos en su planificación urbana.

Los edificios altos mejoran las ciudades muy pobladas creando espacios para diferentes paisajes urbanos. En vez de quedarse estancadas, las ciudades pueden aprovechar la densidad vertical para dejar entrar luz y nuevas ideas que les infundan vida.

Hong Kong Skyline
Hong Kong: The city with highest vertical density

Credits

Image 1: Sao Paulo by Flickr User Deni Williams
Image 2: Mumbai Imperial Tower, by Krupasindhu Muduli (Own work) [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons
Image 3: Hong Kong by Flickr User eGuide Travel, Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)