Technology

Música de ascensor: ¿un legado que más vale olvidar o una inspiración para el futuro?

Es una verdad universalmente aceptada que alcanzar la perfección lleva tiempo. No hay más que fijarse en los lugares que nos han servido de morada a los seres humanos a lo largo de la historia: hemos pasado de cuevas y chozas de paja a cabañas de madera y casas de ladrillo, y hoy en día disponemos de áticos, viviendas ecológicas y hogares inteligentes.

Con la música sucede lo mismo: la clásica abrió camino al jazz, que a su vez dio paso al soul, el rock y el pop. Una larga historia que alcanza hoy su cénit (¿o su nadir?) con la música de ascensor. Pero ¿está desapareciendo la «muzak»? Urban Hub analiza por qué hay cada vez menos ascensores modernos en los que se escuchen esas reconfortantes piezas de relajante perfección.

Technology
Usar menos recursos para conseguir un cambio mayor - ¿Qué hace que el mundo se mueva? La tecnología innovadora. Además, en la movilidad, la construcción, la energía y la fabricación, son sobre todo las innovaciones sostenibles las que están cambiando cómo interaccionan y dan forma a su entorno las personas.
1311 vistas

Creado el 11.02.2016

El auge de las melodías suaves y vivificantes

Música de ascensor. A muchos les sorprende el término porque nunca han viajado en ascensores con música. Es verdad: es bastante raro encontrar estos ascensores en nuestros días. ¿De dónde salen entonces los términos «muzak» y «música de ascensor»?

El nombre «muzak», que suele emplearse para hablar de la música de ascensor, tiene su origen en la empresa Muzak Holdings. Esta compañía, fundada por un general del ejército estadounidense, se especializó en ofrecer música «fácil de escuchar» a tiendas y edificios comerciales. ¿Pero por qué ascensores con música? A comienzos del siglo XX, a la gente le ponía nerviosa montar en ascensor, por lo que se pensó que una música relajante ayudaría a las personas a mantener la tranquilidad.

Muzak Holdings es hoy propiedad de Mood Media, una empresa que ofrece soluciones de audio, vídeo, multimedia y «marketing aromático». Aunque ya no levanta el ánimo de las personas que se suben a un ascensor, la muzak está lejos de desaparecer. Este tipo de música sigue sonando en la consulta de muchos médicos y dentistas, o en el teléfono cuando nos ponen en espera.

[yop_poll id="24"]

¿Una inspiración para el futuro?

Hay que decir, no obstante, que el objetivo de la música de ascensor no solo era relajar a los pasajeros. Un importante argumento de venta para establecimientos minoristas era que una determinada música predispondría a los clientes a gastar dinero. Sin duda, las implicaciones morales de dicha aplicación son cuestionables, pero ¿podría utilizarse ese poder de la música para influir en el ánimo de las personas con fines más nobles?

La iniciativa «Really Good Elevator Music» del Asian Arts Center de Filadelfia intentó justamente eso: mejorar la vida en las ciudades a través de la música.

Músicos independientes compusieron varias piezas no tradicionales que, en su opinión, inducirían a la gente a conversar. Aunque su objetivo de «estimular el espíritu de comunidad» es difícil de medir y evaluar de forma empírica, la idea tiene potencial.

[yop_poll id="23"]

¿Serán las ciudades inteligentes un paraíso musical?

La contaminación acústica es un problema cada vez más acuciante en muchas zonas urbanas. ¿Podrían los relajantes sonidos de la muzak, estratégicamente ubicados por toda la ciudad, ayudar a contrarrestar los efectos negativos del ruido urbano? ¡Responda las preguntas del cuestionario para que conozcamos su opinión!

 
 
dancing traffic light manikin