Sustainability

La reutilización adaptable da un nuevo uso a edificios emblemáticos urbanos

Cuando se moderniza un edificio antiguo, solemos pensar que se trata de una restauración histórica. Pero los edificios viejos con frecuencia se modernizan y se adaptan para servir a un uso completamente nuevo, a veces incluso varios. En estos casos no se habla de restauración, sino de reutilización adaptable. La reutilización adaptable permite a las ciudades hacer un uso más eficaz del espacio para las personas y las empresas, al tiempo que conserva el carácter histórico del entorno construido. Cuando la mera conservación no es el objetivo de un proyecto, la reutilización adaptable ofrece una manera atractiva y rentable de combinar lo viejo con lo nuevo.
Sustainability
Garantizar un futuro sostenible - El desarrollo medioambiental sostenible se basa en conceptos como la menor cantidad posible de desechos, un consumo más reducido y un cambio hacia recursos sostenibles ecológicos como las energías solar y eólica o materiales que pueden ser reaprovechados constantemente.
3637 vistas

Creado el 10.10.2018

Reutilización adaptable frente a restauración histórica

A medida que las industrias más antiguas se trasladan fuera de las ciudades, es necesario sacar partido a los edificios, estructuras y espacios vacíos que dejan atrás. Muchas veces los promotores se ven tentados a demoler todo y empezar de cero. Sin embargo, reconvertir los edificios ya existentes a menudo es una alternativa más económica y eficaz que la demolición.

La restauración histórica propiamente dicha es cara y solo constituye una opción en raros casos, como los lugares de culto que todavía siguen en uso. En muchos de los llamados proyectos de restauración, como puede ser la casa de un personaje histórico, la distinción entre restauración y reutilización adaptable se difumina cuando se convierten en museos o atracciones turísticas.

Parezcan o no una restauración fiel, los proyectos de reutilización adaptable siempre integran elementos históricos y modernos. Los arquitectos pueden dar un uso completamente nuevo a una estructura, insuflar nueva vida a las construcciones más antiguas y volver a conectarlas con el tejido vivo de la ciudad. Al llenar los espacios vacíos en las ciudades, la reutilización adaptable puede incluso ayudar a frenar la expansión urbana.

Por qué adaptamos y reutilizamos viejos edificios e infraestructuras

La diversidad del entorno edificado contribuye a la belleza de una ciudad y la hace más habitable. Pese a que los edificios modernos pueden ser increíblemente originales y atractivos, la reutilización adaptable es una estrategia complementaria que mantiene la cohesión y la continuidad urbanas, al tiempo que evita la monotonía de bloques de apartamentos y torres de oficinas repetidos. La reutilización adaptable ayuda a conservar el carácter histórico de las ciudades sin dejar de adaptarlas al futuro.

Los edificios históricos a menudo están provistos de elementos decorativos que tendrían un coste prohibitivo en los edificios modernos. Las fachadas con detalles esculpidos en piedra, los techos abovedados, los mosaicos y los murales son mucho más frecuentes en las construcciones antiguas. Incluso la maquinaria industrial anticuada puede resultar un rasgo llamativo en un edificio modernizado.

El centro comercial y de celebración de eventos CHIJMES en Singapur conserva gran parte de la belleza y el patrimonio arquitectónico de un antiguo convento católico, a la vez que ofrece un espacio público moderno para residentes y turistas. Pero la reutilización adaptable no solo es aplicable a edificios, sino también a infraestructuras. En Dinamarca, la Jaegersborg Water Tower en Copenhague se ha transformado en viviendas para estudiantes.

No es nada nuevo, es historia

La reutilización adaptable no es una idea actual. De hecho, ha sido una práctica común durante siglos. En el pasado, cuando el poder político cambiaba de manos o el Estado adoptaba una nueva religión oficial, muchos edificios tenían que transformarse.

Por ejemplo, muchas iglesias católicas en el sur de España y en Italia eran antiguamente mezquitas. Y, al igual que numerosos edificios romanos antiguos que han sobrevivido, el Panteón de Roma se convirtió en una iglesia católica en el año 609 para salvarlo de la destrucción.

Otro ejemplo de la antigüedad es Hagia Sophia, el edificio más reconocible de Estambul (Turquía). Construido originalmente como basílica griega ortodoxa en el año 532, se transformó en una mezquita en 1453 y posteriormente en un museo en 1935. Pensemos también en los dos museos más famosos de París: el Louvre, que se construyó como un palacio en el siglo XII, y el Musée D’Orsay, que fue en sus orígenes una estación ferroviaria construida con motivo de la Exposición Universal de 1900.

Musée D’Orsay – from railway station to museum
Musée D’Orsay – from railway station to museum

Un presupuesto más asequible

Incluso cuando la intención inicial de los promotores inmobiliarios no sea conservar el patrimonio, siempre pueden optar por plantearse la reutilización adaptable, ya que normalmente es más económica que la reconstrucción. Además, la reutilización adaptable puede hacer que un inmueble que genera pérdidas pase a ser una propiedad rentable, como cuando las 30 plantas superiores del Woolworth Building de Nueva York se convirtieron en apartamentos. De hecho, uno de los mejores argumentos a favor de la reutilización adaptable es que evita el costoso e infructuoso proceso de demolición y reurbanización.

Otros aspectos que hacen que la reutilización adaptable sea preferible a una reurbanización completa son la eliminación del trabajo de cimentación y probablemente toda la obra gruesa. En muchos casos, los servicios públicos ya están conectados y puede que no sea necesario obtener nuevos permisos de zonificación. Los proyectos de reutilización adaptable pueden incluso beneficiarse de financiación pública o créditos fiscales.

Incorporar soluciones energéticamente eficientes en edificios existentes

Ya lo hemos dicho en otras ocasiones: el entorno urbano es el hábitat más sostenible y ecológico para los seres humanos. Pero las ciudades están llenas de edificios viejos que no son respetuosos con el medio ambiente. Además de una renovación sostenible, la reutilización adaptable proporciona una excelente oportunidad para hacer que un edificio antiguo sea mucho más eficiente e incluso se convierta en un edificio de energía cero.

Por ejemplo, el Fraunhofer USA Center for Sustainable Energy Systems está ubicado en un edificio renovado de 100 años de antigüedad en Boston. Fraunhofer colaboró con varios socios para remodelar el edificio de manera que produjera un importante ahorro energético y, al mismo tiempo, conservara su carácter histórico.

Uno de sus socios, thyssenkrupp Elevator, instaló un ascensor con un sistema de energía cero, que en realidad se puede describir como un ascensor de energía neta positiva capaz de generar más energía de la que consume. Este novedoso proyecto de remodelación de Fraunhofer es ahora un «laboratorio vivo» que muestra cómo se pueden integrar soluciones sostenibles en edificios antiguos.

Crear algo verdaderamente exclusivo

Ya sean los Meatpacking Districts de Nueva York y Filadelfia reconvertidos en zonas residenciales, o antiguos inmuebles industriales transformados en parques o museos, existen numerosas razones de peso para considerar la reutilización adaptable.

Para muchos urbanistas, la reutilización adaptable puede conciliar aspectos económicos, sostenibilidad y responsabilidad social corporativa. El proceso de modernizar edificios antiguos con los estándares de seguridad y eficiencia actuales a menudo requiere una planificación y rehabilitación especiales. Sin embargo, puesto que también elimina o reduce ciertos gastos básicos asociados con la demolición completa, la reutilización adaptable puede ser una opción comercialmente viable y atractiva que aporta un nuevo aire a los lugares emblemáticos de las ciudades.

 

Image Credits 

CHIJMES Hall, taken from flickr.com; image credits go to sgtoycon2008

The Tate Modern, taken from flickr.com; image credits go to Lee Davison

Jaegersborg Water Tower, taken from flickr.com; image credits go to seier+seier

Musee d’Orsay, taken from flickr.com; image credits go to (CMC)™

sala são paulo, taken from  flickr.com; image credits go to Pablo Galvão

Purple people Bridge, taken from  flickr.com; image credits go to Jeremy