Smart Mobility

¿A quién le importa quién conduce? La tecnología autónoma promete un mejor servicio

Ya no es cuestión de si estará disponible la tecnología de conducción autónoma o cuándo. La discusión ahora se centra en dónde y en qué medida, ya que esta visión, otrora futurista, ha estado cambiando de forma silenciosa y positiva las industrias más allá del automóvil, especialmente en lo que respecta a los servicios.

URBAN HUB analiza las formas en que la tecnología de conducción autónoma está cambiando diversos sectores empresariales y cómo se puede implementar en las estrategias de servicio al cliente existentes a fin de reducir el tiempo de inactividad, mejorar el mantenimiento y ofrecer nuevas soluciones inteligentes.

Smart Mobility
Lleva a las personas a soluciones mejores - Las personas cansadas de las ciudades congestionadas hacen innovar la movilidad inteligente con tecnologías móviles y aplicaciones intuitivas que integran el transporte público, una mejor infraestructura y el uso compartido del coche.
275 vistas

Creado el 12.10.2017

La búsqueda de la movilidad autónoma

La búsqueda de una mayor movilidad a través de la automatización data de los tiempos de Leonardo da Vinci y su carro autopropulsado, denominado a veces el primer robot del mundo. Ejemplos más modernos incluyen el automóvil controlado por radio Linrrican Wonder (1925), el piloto automático de aviones Mechanical Mike (1933) y el control de velocidad Teetor (1945).

A medida que avanzaba la tecnología, el siguiente gran avance apareció en 1961. Diseñado para superar los retos de la exploración lunar, “The Cart” se considera el primer vehículo con ruedas totalmente autodirigido del mundo. Su innovador uso de cámaras para detectar y reaccionar ante su entorno preparó el terreno para la explosión actual de I+D y experimentación.

La movilidad completamente autónoma precisará funciones de inteligencia artificial no disponibles en la actualidad. No obstante, una automatización cada vez mayor de las funciones programadas y un creciente número de respuestas a estímulos complejos ya ofrecen una experiencia casi autónoma.

 
De Londres a Atenas y a Tokio, el autobús sin conductor está arrancando. ¿Cree que podrá cogerlo?

Creando nuevos caminos para servicios y soluciones

Por supuesto, las tecnologías autónomas ya están en el centro de la Industria 4.0 y del Internet de las cosas. A pesar de los desafíos de aplicar la tecnología en vías públicas, la idea de una gestión más eficiente de los servicios es sumamente atractiva. Estas son algunas de las áreas en las que la tecnología de conducción autónoma puede transformar las vidas urbanas muy pronto:

Estacionamiento: TATA Elixsi y Volkswagen están probando la tecnología que permitiría que los coches estacionen por sí mismos.

Transporte público: Yutong ha realizado pruebas en autobuses sin conductor en rutas designadas.

Taxis: Delphi está experimentando con taxis automatizados como Lyft y Uber.

Mensajería: Los servicios postales privados y gubernamentales de todo el mundo están explorando el uso de la tecnología para la entrega en el último tramo.

Transporte de mercancías: Nvidia y PACCAR están desarrollando camiones de conducción automatizada, mientras que SB Drive está probando esta tecnología para el transporte de mercancías basado en convoyes de camiones. DAF, Daimler, Iveco, Man, Scania y Volvo también trabajan en ello.

Reparto: Amazon está probando drones de entrega, Google está probando también camiones de reparto, mientras que Ford y Domino están experimentando con el reparto de pizzas.

Entrega de puerta a puerta con un pitido y una sonrisa virtual.
Entrega de puerta a puerta con un pitido y una sonrisa virtual.

El servicio es primordial

En todas las industrias, los líderes empresariales se están dando cuenta de cómo el sector servicios dominará por completo los negocios y lo que se venderá en el futuro, incluso sustituyendo los productos en lo que respecta a la generación de ingresos. Los productos se convertirán, sencillamente, en medios para mejorar y vender mejores servicios.

El creciente uso de activos de datos y analíticas digitales ofrece un gran potencial para transformar tanto las experiencias de los clientes como los modelos de negocio. Finalmente, se espera que el valor de los servicios supere el de los productos físicos en los que se basan. Como es natural, la entrega de este valor añadido precisa la capacidad de realizar las transformaciones necesarias. Sólo aquellos negocios que realmente puedan aprovechar los avances tecnológicos para su aplicación a las ofertas de servicios serán capaces de competir en el mercado.

Cooperación entre industrias

No ajena a las tecnologías digitales innovadoras que transforman radicalmente los servicios urbanos, thyssenkrupp Elevator se está embarcando en un proyecto con el desarrollador de software TeleRetail para investigar el uso de la tecnología de conducción autónoma en los ascensores. El proyecto piloto conjunto hace uso de un sistema basado en la nube para enviar los robots autodirigidos, que transportan hasta 35 kg de material, a centros de mantenimiento.

Para el mantenimiento de ascensores y escaleras mecánicas, puede necesitarse al instante cualquier pieza de entre una gran cantidad de opciones. La congestión del tráfico de las calles de la ciudad puede ocasionar costosos retrasos, pero los pequeños robots eléctricos de reparto, de tan sólo 85 cm de ancho, pueden desplazarse por las aceras y transportar las piezas donde se necesitan con mayor rapidez.

El desplazamiento al trabajo de un robot: en el camino hacia el servicio de ascensor.
El desplazamiento al trabajo de un robot: en el camino hacia el servicio de ascensor.

Maximización del servicio de mantenimiento predictivo para ascensores

Los robots y la tecnología de conducción autónoma se entrelazan a la perfección con las soluciones existentes de servicio al cliente dirigidas digitalmente. Sabiendo que se podría hacer mucho más para mejorar el servicio, thyssenkrupp Elevator ya se había asociado con Microsoft para crear el primer sistema de mantenimiento predictivo para ascensores: MAX.

En resumen, MAX tiene como objetivo reducir el tiempo de inactividad de los clientes y los tiempos de intervención de los técnicos. En breve, un problema se solucionará antes de que el cliente incluso lo advierta. La implementación de MAX se extenderá próximamente a Brasil y Portugal, así como a otros países de Asia en un futuro cercano.

"La predicción de problemas a través de MAX nos permite reducir las intervenciones técnicas no programadas, y la asistencia de expertos a distancia mediante HoloLens nos ayuda a realizar nuestro trabajo con mayor rapidez".

Andreas Schierenbeck, CEO, thyssenkrupp Elevator

Explorando la frontera de la tecnología del servicio autodirigido

La tecnología autónoma aportará nuevos niveles de servicio a diversas industrias, incluyendo el mantenimiento de ascensores. thyssenkrupp Elevator, un líder establecido de la industria en la creación de nuevas tecnologías (por ejemplo, MAX y MULTI) y la adopción de estas (por ejemplo, HoloLens), también está invirtiendo enormemente en la promesa del servicio de conducción autónoma.

La autonomía siempre ha sido importante para las personas. ¿Tiene alguna idea de cómo un servicio autónomo podría mejorar la calidad de vida en su ciudad? ¡Cuéntenoslo!