Smart Mobility

Cuando las tecnologías se unen: la nueva ola del transporte del futuro

Los vehículos eléctricos y la conducción autónoma generan un gran revuelo, y esto es sólo el principio: el mundo del transporte humano está a punto de experimentar un cambio radical. La madurez de las tecnologías futuristas se une a las grandes expectativas que las personas tienen con respecto a una mayor sostenibilidad, con servicios menos ligados a la propiedad y más a una economía colaborativa. La movilidad urbana del futuro dependerá de herramientas integradas, fluidas y fáciles de usar que aumenten el disfrute de los viajes y la movilidad.
Smart Mobility
Lleva a las personas a soluciones mejores - Las personas cansadas de las ciudades congestionadas hacen innovar la movilidad inteligente con tecnologías móviles y aplicaciones intuitivas que integran el transporte público, una mejor infraestructura y el uso compartido del coche.
761 vistas

Creado el 26.06.2019

Carreteras eléctricas

Mientras se crean prototipos de distintos «aeromóviles» personales y combinaciones de coche, barco y helicóptero, la verdadera apuesta (y la mayor inversión de capital) se hace sobre soluciones de conjunto. Por ejemplo, cerca de Frankfurt, un sistema de cables montado sobre un tramo de 10 km de la «Autobahn» proporciona energía eléctrica a los camiones en la carretera.

Mientras tanto, el desarrollo del pavimento que recarga los coches eléctricos sin necesidad de cables, empleando para ello bobinas de inducción en el asfalto, sigue avanzando. Ya se emplea una versión de carga rápida en algunas paradas de autobús de Mannheim (Alemania). Y, por supuesto, las grandes empresas que van más allá de la fabricación de vehículos están invirtiendo mucho en la tecnología de vehículos autónomos.

Transporte público modular

Muchas de las ideas futuristas del trasporte público tienen más de simplemente buenas ideas que de ciencia ficción, ya que integran tecnologías emergentes o ya existentes. Por ejemplo, la idea de construir un tranvía elevado extra-ancho por encima de las carreteras existentes aumentaría la capacidad del espacio al mismo tiempo que optimizaría su uso. También la de autobuses que pudieran expandirse físicamente para albergar a un mayor número de personas en hora punta y, posteriormente, volver a contraerse, ayudaría tanto a los pasajeros como a los flujos de tráfico.

Una idea todavía más interesante combina vehículos autónomos o “cápsulas” con una superestructura de autobús. Las cápsulas se podrían enganchar o desenganchar en cualquier parada de bus. Se acabaría el esperar bajo la lluvia, y estas cápsulas autónomas podrían llegar incluso a sustituir a los taxis.

La revolución del plano de tierra

A veces, las tecnologías futuristas llegan antes de que el mundo esté preparado para ellas. Esto es lo que sucedió con la tecnología de la levitación magnética, si bien ahora ha llegado su momento: un nuevo tren entre Tokio y Nagoya (Japón) la empleará para reducir los tiempos de desplazamiento a la mitad. En el futuro, las personas que tengan que recorrer distancias de 350 km, como esta, elegirá el tren por su mayor velocidad y sencillez.

El concepto “hyperloop” de Elon Musk lleva la tecnología magnética un paso más allá, empleando tubos de vacío parcial elevados o subterráneos para reducir la resistencia y alcanzar velocidades de hasta 1000 km/h. Esta idea de código abierto está siendo comercializada por distintas empresas, incluyendo Virgin Hyperloop One, que planea rutas con distintos gobiernos en países como India, Estonia y los EAU.

Si se consigue un transporte por tierra más seguro, rápido y eficiente, las aerolíneas podrán reducir su oferta de vuelos cortos y liberar espacio en los aeropuertos para sus vuelos de larga distancia.

 
Modular transportation pods

El gran estudio de arquitectura BIG ya ha diseñado cápsulas de transporte modular para el Virgin Hyperloop One.

Movilidad inter e intraedificio

Arquitectos, ingenieros civiles y planificadores urbanos ya están pensando en nuevas e inteligentes formas de emplear el sistema de ascensores multidireccionales MULTI basado en la tecnología magnética. La nueva ola de pasarelas cubiertas ya aporta una forma de uso, mientras que otra sería emplear MULTI para conectar edificios de forma subterránea y añadir potencial comercial a las instalaciones subterráneas.

Actualmente se está planificando en Dubái una idea que combina aspectos del desplazamiento entre edificios y el transporte público. El Sky Pod es una cabina de alta velocidad mediante cable disponible en módulos para hasta 72 pasajeros.

Uniendo los puntos

Los esquemas de la movilidad futurista todavía se están definiendo, pero algunos puntos ya están bastante claros. Los vehículos autónomos, junto con los sistemas de transporte inteligente, son uno de ellos, como también lo es la conectividad intermodal para cápsulas de distintos tamaños. Asimismo, la mayor eficiencia energética, la velocidad y una mejor experiencia de usuario son conceptos cada vez más presentes en todos los planes de movilidad humana de cara al futuro.

Otro de los temas más habituales entre las ideas de transporte futurista es lograr ofrecer una experiencia mejor y más sencilla tanto al viajero diario como al ocasional. En algunos aspectos, aquí es donde se unen el resto de temas.

El transporte intermodal es el futuro

Imagine una “interfaz de usuario” única y automática, una cápsula de pasajeros intermodal que se enganche y se desenganche y que se mueva de forma autónoma de un modo de transporte a otro. En lugar de una experiencia de cliente compuesta por varios transportes y múltiples conexiones, la primera cápsula en la que entre (ya sea en su edificio o en la calle) le llevará a su destino final.

Así es: lo que parecía una cabina de ascensor o un taxi se convierte en un portal hacia un nuevo tipo de transporte integrado con gran fluidez.

MULTI Rollercoaster

El MULTIcoaster sigue siendo un sueño, pero da una idea de hacia dónde nos llevan las tecnologías del futuro.

El sueño de ayer es el estándar de hoy

En ocasiones es posible vislumbrar el futuro desde el mismo presente, aunque con bastante frecuencia no somos capaces de hacerlo. Por ejemplo, el servicio de teléfono móvil se comercializó por primera vez en 1946, pero ¿quién podría haber previsto el papel tan innovador que los teléfonos inteligentes han desempeñado en todos los ámbitos sociales desde que en 2007 se presentó el primer iPhone?

Asimismo, en el mundo de la movilidad humana, cuando las tecnologías del futuro como MULTI, que ya se hallan implementadas y en funcionamiento, se encuentren con aquellas como la de Hyperloop, que estará pronto disponible, será posible subirse a un ascensor, viajar cientos de kilómetros y bajarse de ese mismo vehículo en otra ciudad. ¿Futurista? Sí, pero ¿acaso no lo fueron todas las tecnologías antes de convertirse en un estándar?

Image Credits

Electric Buses, photo by GilPe, taken from commons.wikimedia.org, Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 Unported 

Self-Driving Car, photo by Metropolitan Area Planning Council, taken from flickr.com, Creative Commons Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

Hyperloop, video by Dezeen