Túneles y ciudades: un vistazo a la vida urbana bajo la superficie

Cities
Urbanization

La existencia de un mundo subterráneo ha sido durante mucho tiempo un campo fértil para la imaginación del ser humano. En la mitología griega, se creía que el inframundo —el reino de los muertos— era un lugar físico situado en el interior de la tierra. Hoy en día, incluso, las construcciones subterráneas siguen despertando un cierto aire de misterio.

A pesar de todo, los túneles y las construcciones subterráneas siempre han cumplido importantes propósitos prácticos, y actualmente la mayoría de las ciudades modernas han transformado el subsuelo en un elemento indispensable de la vida urbana.

Read more...

Por debajo de la superficie

Aunque la leyenda dice que las antiguas catacumbas de Roma se utilizaban como refugio para esconderse de las persecuciones, su función principal era la de un cementerio. Esto respondía tanto al cambio de costumbres como a la cuestión práctica de la falta de terreno en un entorno urbano muy poblado. Según Adriano Morabito, presidente de la asociación Roma Sotterranea (Roma subterránea), «Cientos de kilómetros de catacumbas se extienden por debajo de la ciudad y su periferia».

De forma similar, las alcantarillas medievales de París han sido el escenario utilizado para provocar angustia e intriga en numerosas obras de ficción, desde la novela escrita por Victor Hugo en 1862 «Los Miserables» hasta «El péndulo de Foucault» de Umberto Eco. Pero, también aquí, la verdad es bastante más banal, ya que en la Edad Media París comenzó a tomar medidas para separar el agua potable de las aguas residuales. ¡En 1880, París contaba con 600 km de alcantarillado!

O pensemos en los túneles de La Valeta, la capital de Malta, cuya extensión total no se ha investigado hasta hace poco. Construidos originariamente por la Orden de San Juan a principios del siglo XVI, los túneles de este lugar declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO se han utilizado para suministrar agua fresca, como almacén, como refugio en tiempos de guerra y como conexión con las líneas de defensa de la ciudad. En la actualidad se han convertido en una atracción turística.

¿Dónde está el misterio?

De hecho, no hay ningún misterio en los túneles urbanos. En zonas urbanas con gran densidad de población, los túneles son una forma lógica de optimizar el espacio disponible o de actualizar la infraestructura existente añadiendo nuevas tecnologías o elementos. El metro es un medio de transporte mucho más común que el tranvía en todo el mundo, simplemente porque permite evitar los obstáculos de la ciudad y desplazarse rápidamente y en línea recta de un punto a otro, comunicando distintas partes de la ciudad.

Pero, más allá del transporte, los túneles urbanos pueden utilizarse para muchos fines, como el abastecimiento de agua dulce y la evacuación de las aguas residuales. Las organizaciones grandes que disponen de varios edificios, como las universidades y los hospitales, utilizan túneles para que el personal pueda ir de un edificio a otro. Los túneles de vapor se emplean para llevar el calor desde una planta central a otros edificios. Y las galerías de servicios proporcionan espacio para varias tuberías, líneas eléctricas y cables de teléfono, Internet y fibra óptica.

La belleza de los túneles reside en que el mantenimiento, las reparaciones, el reacondicionamiento y las nuevas instalaciones se pueden llevar a cabo sin alterar la vida en la superficie.

Algunos bajo tierra, otros bajo el mar

También fuera de las ciudades los túneles reciben usos comunes y no tan comunes. Por ejemplo, cuando los habitantes de una ciudad noruega protestaron por la vista poco estética de una cantera municipal, se decidió excavar la cantera en una colina cercana. Para ello se perforó un túnel ascendente en forma de hélice que emerge en una zona boscosa en la cima de la colina. Cuando la cantera cerró, la ciudad decidió pavimentar el túnel y convertirlo en una atracción turística: el Drammen Spiralen.

Parece que Noruega siente predilección por los túneles. Eso ayudaría a explicar su plan más reciente de construir el primer túnel para barcos del mundo, que atravesará a lo largo de 1700 metros la larga y elevada península de Stad uniendo dos fiordos y permitiendo a los barcos esquivar las peligrosas aguas de esta zona costera.

Pero, cuando se trata de túneles y de agua, el túnel más famoso es sin duda el del Canal de la Mancha que une el Reino Unido con Francia. Este túnel discurre a lo largo de 50 kilómetros (38 de ellos bajo el mar) y ofrece servicios de transporte para pasajeros, vehículos y mercancías. Otro túnel submarino interesante, del que URBAN HUB ya se ocupó en una historia anterior, es el túnel de Marmaray que conecta Europa y Asia en Estambul (Turquía).

El primer túnel para barcos del mundo; naturalmente, en Noruega. El primer túnel para barcos del mundo; naturalmente, en Noruega.
El primer túnel para barcos del mundo; naturalmente, en Noruega.

Belleza subterránea: túneles que impresionan

Los túneles no solo se encuentran debajo de las ciudades que intentan aprovechar al máximo el espacio urbano, sino en cualquier lugar en el que exista un obstáculo entre dos lugares que desean estar mejor comunicados. Estos son algunos de los túneles más interesantes del mundo.

Photo credits

Catacombs of St. Domitilla @ Dennis Jarvis (CC BY-SA 2.0)

The Spiral Tunnel in Drammen, Norway @ Drammens Tidende

The world’s first ship tunnel @ Snohetta/Norwegian Coastal Admin/AP (Source)

The Sognefjord submerged floating tunnel in Norway @ The Norwegian Public Roads Administration

Tokyo Bay Aqua-Line @ Chihaya Sta (CC BY 4.0)

The Gotthard Base Tunnel @ Hannes Ortlieb (CC BY-SA 3.0 DE)

Guoliang Tunnel Road, China @ 山海风 (CC BY-SA 3.0)

The Marmaray train tunnel @ Muhammed Enes Okullu, MEOGLOBAL

H