Cities

Las Vegas juega bien sus cartas e invierte en un “Distrito de innovación”

Las Vegas está familiarizada con la urbanización y el cambio rápidos. La ciudad, acostumbrada a las vías rápidas, lidera ahora, además del ocio y el negocio, las tecnologías de las ciudades inteligentes. El año pasado se presentó el Distrito de innovación, que estará en boca de muchas otras ciudades que esperan seguir los pasos de Las Vegas.

En colaboración con proveedores de conectividad e IoT, Las Vegas usará conectividad inteligente de aplicaciones y datos de máquinas y sensores para mejorar drásticamente su planificación urbana (sobre todo, por lo que respecta al tráfico, la seguridad y la eficiencia). Demostrando que la tecnología inteligente ya está a nuestra disposición, modernizará las soluciones en función de los retos urbanos y diversificará y estimulará su economía.

Cities
Inteligentes por dentro y por fuera - De muchas maneras, el concepto de ciudad inteligente es simplemente una buena planificación urbana que incorpora los avances en tecnología digital y los nuevos pensamientos a los antiguos conceptos urbanos de relaciones, comunidad, sostenibilidad medioambiental, democracia participativa, buen gobierno y transparencia.
499 vistas

Creado el 09.02.2017

Las Vegas ha recorrido un largo camino: ha pasado de ser un destino remoto en el que disfrutar de los juegos de apuestas... a convertirse en una ciudad inteligente y experta en tecnología.
Las Vegas ha recorrido un largo camino: ha pasado de ser un destino remoto en el que disfrutar de los juegos de apuestas... a convertirse en una ciudad inteligente y experta en tecnología.

La siguiente frontera de Las Vegas: inteligencia y modernidad

Las Vegas ha experimentado un proceso de urbanización vertiginoso. En 2015, Forbes la incluyó entre las ciudades que más rápido crecían de los Estados Unidos. A la cifra actual de unos 600 000 habitantes hay que sumar los más de 40 millones de visitantes que acuden a la ciudad anualmente. La demanda que reciben sus infraestructuras ha alcanzado su máximo, igual que la necesidad de mejorar la seguridad del tráfico y, en general, la transparencia y proactividad de los servicios urbanos.

Los casinos de Las Vegas fueron de los primeros en adoptar el Internet de las cosas y el aprendizaje automático, y los utilizaron en sus programas de fidelidad para eliminar el error humano a la hora de realizar el seguimiento del gasto de los clientes. Esto aumentó la fidelidad y satisfacción de los clientes, y eso es lo que quiere hacer ahora Las Vegas por sus ciudadanos.

Al principio la ciudad solo tenía una pequeña red wifi, que pensaron desarrollar internamente, pero la tarea parecía abrumadora y mantener ese tipo de infraestructura enorme es caro. Además, Las Vegas buscaba una solución flexible y fácil de actualizar y modificar.

Tras consultar a ciudades como Glasgow y Austin, que también estaban dando los primeros pasos con la tecnología de las ciudades inteligentes, Las Vegas decidió buscar un socio privado que la ayudara a desarrollar sus redes.

 

Experimentar con la planificación urbana es una apuesta fuerte

Las Vegas estaba dispuesta a probar soluciones tecnológicas innovadoras, pero no quería apostar por las que fueran altamente experimentales o arriesgadas. Turistas, residentes, convenciones y empresarios se reúnen en la ciudad todos los días, y Las Vegas necesitaba estrategias que permitieran obtener ganancias rápidas y elevadas. La planificación urbana debía hacerse más transparente y, además, atraer a la comunidad para que participara en ella.

La información debía estar a disposición de todos los que la necesitaran, y los datos debían ser interoperativos. Por último, esos datos debían alimentar un sistema de soporte urbano capaz de utilizar esa información en tiempo real y análisis predictivos para mejorar las herramientas de planificación urbana de todos los departamentos.

Banco de pruebas para la innovación

Es aquí donde entra en escena Ingenu, líder del sector de la conectividad con máquinas y el Internet de las cosas (IoT). En asociación con Las Vegas, proporcionará a la ciudad conectividad para el IoT. La red Machine Network™ de Ingenu ofrece conectividad inalámbrica para el intercambio de información entre máquinas y se basa en la potente tecnología RPMA.

Esto permite recopilar datos de distintas aplicaciones de las ciudades inteligentes (que se ocupan de la calidad del aire o del tráfico, por ejemplo), gracias a los cuales conoceremos cómo interactúan los ciudadanos con Las Vegas. La solución se basa en el principio de los datos abiertos.

La estrategia de la tecnología de las ciudades inteligentes se está aplicando en el nuevo Distrito de innovación de Las Vegas. Situado cerca de Las Vegas Strip, servirá de banco de pruebas para soluciones del IoT que se van a implementar en toda la región.

Señales para que Las Vegas siga funcionando

Otra piedra angular de la estrategia de la tecnología inteligente de Las Vegas es su alianza con Acyclia. Millones de personas inundan sus calles y su centro, y la ciudad quiere aumentar la fluidez del tráfico y eliminar los accidentes mortales. Las calles serán más inteligentes, igual que los coches, y los centros de control del tráfico podrán analizar la información en tiempo real.

Acyclia instalará sensores en 2300 cruces para ofrecer una visión de conjunto del tráfico de la región. Los técnicos pueden incluso cambiar los semáforos y reaccionar ante las situaciones con las que se encuentren. Además, los semáforos también podrán contestar a los coches: los conductores tendrán acceso a una tecnología de las ciudades inteligentes que les comunicará cuándo se va a poner en verde el semáforo.

Con su innovador sistema de comunicación vehículo-infraestructura (V2I), Las Vegas también sienta las bases para el uso de vehículos autónomos. Es la primera ciudad de los Estados Unidos en introducir un autobús sin conductor, que se está probando en el Distrito de innovación. El autobús tiene acceso a la información de los semáforos en tiempo real y recibe señales que le indican cuándo debe detenerse o disminuir la velocidad.

 

Las Vegas prepara el camino para las tecnologías inteligentes

Continúan difundiéndose noticias sobre las novedades del Distrito de innovación, y vale la pena señalar que Las Vegas está familiarizada con las ventajas de utilizar la tecnología inteligente. Las Vegas ha preparado el camino desde hace algún tiempo para que las empresas de alta tecnología presenten innovaciones o incluso prueben nuevas soluciones.

Por ejemplo, hoy en día ya están en uso más de 400 instalaciones de MAX en edificios de toda Las Vegas. MAX continúa haciendo uno de los usos más revolucionarios del IoT y el aprendizaje automático para prever en vez de reaccionar, lo que mejora notablemente el servicio de ascensores y permite reducir a la mitad el tiempo que estos están fuera de servicio.

Siempre se ha considerado que Las Vegas es un lugar atractivo y eficaz para hacer negocios. La ciudad atrae a ferias de alta tecnología, como la Feria de Electrónica de Consumo, y a empresas de otros sectores que invierten en el desarrollo de tecnología inteligente, como thyssenkrupp Elevator, que ha celebrado aquí su conferencia internacional anual sobre liderazgo en el año 2017.

Lo que pasa en Las Vegas no se queda en Las Vegas

Los visitantes del Distrito de innovación ven y experimentan muchas cosas que luego se llevan a sus ciudades. Ya sea por el moderno ascensor “inteligente” de un rascacielos, por una conferencia sobre alta tecnología o por un vehículo autónomo, en todas partes se rumorea que Las Vegas está subiendo rápidamente el listón para las ciudades inteligentes.

La adopción de tecnologías inteligentes no solo ha comenzado a mejorar la seguridad, a reducir la congestión en las calles y a aumentar la eficiencia en tiempo real de la administración, sino que también ha logrado que empresas tecnológicas de todo el mundo descubran que Las Vegas es un lugar favorable para la innovación. Surgen nuevas alianzas, la economía de Las Vegas se diversifica y todo el mundo gana.

Las Vegas ya llama la atención por algo más que sus luces
Las Vegas ya llama la atención por algo más que sus luces