Cities

Madrid dispara la reputación española en materia de ciudades inteligentes

España siempre ha estado a la cabeza de la implementación de soluciones inteligentes en las ciudades. Partiendo de su infraestructura abierta a la innovación, ciudades como Barcelona o Santander se han convertido en símbolos del cambio. Ahora es Madrid la que demuestra cómo una ciudad puede ser aún más inteligente.

Madrid está abordando problemas de tráfico, polución y servicios públicos con un enfoque único de uso de los datos digitales que parte de los ciudadanos. Al centrarse menos en cuántos datos se recopilan o cómo se recopilan, y más en el porqué, Madrid coloca al ciudadano en el centro, evitando así la trampa de las tecnologías desligadas de las personas.

Cities
Inteligentes por dentro y por fuera - De muchas maneras, el concepto de ciudad inteligente es simplemente una buena planificación urbana que incorpora los avances en tecnología digital y los nuevos pensamientos a los antiguos conceptos urbanos de relaciones, comunidad, sostenibilidad medioambiental, democracia participativa, buen gobierno y transparencia.
2650 vistas

Creado el 29.09.2016

España: poniendo las bases de la innovación y el debate

España no es una recién llegada en el mundo de las ciudades inteligentes. En las dos últimas décadas, ha realizado una fuerte inversión en energía renovable y en redes TIC. Ambos sectores suponen una plataforma de cooperación entre la administración pública, las empresas y las entidades sociales, lo cual es clave para el concepto de ciudad inteligente. España también acoge muchos centros de investigación y desarrollo que crean tecnologías de base digital que se exportan a todo el mundo.

La Red Española de Ciudades Inteligentes, fundada para promover un modelo de ciudad que sea sostenible y mejore la calidad de vida de sus ciudadanos, ahora incluye una docena de ciudades. Desde Santander hasta Málaga, las ciudades españolas se están erigiendo como modelos de soluciones inteligentes, que van desde la gestión del agua hasta la movilidad verde. El IoT Institute incluso nombró Barcelona como una de las 5 ciudades más inteligentes del mundo.

Madrid: ciudad inteligente para las personas nacida de las personas

Ahora la comunidad de ciudades inteligentes tiene el ojo puesto en Madrid, donde están naciendo las próximas soluciones del concepto de ciudad inteligente. En lugar de empezar desde arriba y determinar todas las redes de la ciudad que se pueden conectar, Madrid adopta un enfoque que parte de las personas para luego trasladarlo a los niveles superiores. De ahí que lo primero que se pregunte sea qué problemas sociales es necesario abordar con cada red o tecnología nueva.

Madrid también quiere evitar los inconvenientes de utilizar un sistema único, que inmoviliza los servicios públicos centrándolos en una sola red durante décadas y que se sirve de datos generados por los ciudadanos (pero no los comparte).

La nube al servicio de las personas

Madrid ha descubierto que la tecnología digital puede diseñarse a medida para abordar problemas concretos, ya sea el control del tráfico o el acceso a edificios y redes de transporte público. Las soluciones de software basadas en la nube están mejorando rápidamente la manera de llegar de un punto a otro. Por ejemplo, MAX, de thyssenkrupp Elevator y Microsoft, ha inventado el mantenimiento mediante análisis predictivo.

En el metro de Madrid se está mejorando el acceso a los andenes utilizando MAX en 156 ascensores. Esto beneficiará particularmente a los pasajeros discapacitados, cuyo acceso es un problema que el sistema de transporte público madrileño hace tiempo que arrastraba. Gracias a MAX, los técnicos recibirán avisos instantáneos de cualquier problema, lo cual reducirá el tiempo fuera de servicio durante las reparaciones y contribuirá a mejorar la accesibilidad para todo el mundo.

También ha apostado por edificios emblemáticos “verdes”, como la sede central del BBVA, que facilitan los desplazamientos de los empleados y una mejor conexión entre las personas. MAX, que está instalado en 60 ascensores, puede detectar qué ascensor llegará antes, reduciendo así el tiempo de espera mientras también está atento a posibles problemas de mantenimiento para evitar costosas interrupciones del servicio.

Soluciones como esta se están implementando en todo el sistema de transporte de la ciudad, así como en su red viaria, para conectar mejor a las personas y tender puentes entre barrios que antes estaban aislados, contribuyendo así a la sostenibilidad económica.

«Microsoft Azure IoT, con la plataforma en nube segura y flexible, conecta millones de sistemas thyssenkrupp, los integra y los analiza. Los datos así obtenidos permiten a thyssenkrupp transformar su negocio en un modelo más proactivo y colaborar mejor con responsables de edificios e infraestructuras.»

Pilar, Presidenta de Microsoft Ibérica

Madrid marca el rumbo de las ciudades inteligentes

Actualmente, Madrid exhibe algunas de las tecnologías digitales más avanzadas que han convertido a la ciudad en un centro urbano de referencia para el futuro. Un buen ejemplo sería el software MAX, que se probó en el centro español de I+D de Gijón. Madrid también ha encontrado una manera para que la innovación no deje de estar conectada con las personas y sus problemas reales, asegurándose de que exista un entorno abierto en el que todo el mundo pueda participar.

El compromiso sin igual de Madrid con el concepto de ciudad inteligente ha subido el nivel de lo que queremos que la tecnología haga para las ciudades y de quién debería dirigir las decisiones sobre cómo se utiliza la tecnología. El resultado es que las herramientas para construir una ciudad inteligente continúan siendo estimulantes y flexibles, y estando abiertas a la innovación.