Cities

Smart City 3.0: pregunte a Barcelona por la siguiente generación de ciudades inteligentes

Barcelona lleva mucho tiempo siendo líder en el movimiento de las ciudades inteligentes. A veces clasificada como la ciudad número uno y por lo general entre las primeras 10, forma parte de un grupo selecto de pioneras en la planificación urbana inteligente junto con ciudades como Singapur, Viena, San Francisco y Copenhague.

Ahora, también ha entrado en el grupo de ciudades inteligentes que intentan integrar los enfoques descendente y ascendente en cuanto a la digitalización urbana, para alcanzar con valentía lo que algunos denominan “Smart City 3.0”.

Cities
Inteligentes por dentro y por fuera - De muchas maneras, el concepto de ciudad inteligente es simplemente una buena planificación urbana que incorpora los avances en tecnología digital y los nuevos pensamientos a los antiguos conceptos urbanos de relaciones, comunidad, sostenibilidad medioambiental, democracia participativa, buen gobierno y transparencia.
6448 vistas

Creado el 13.02.2018

Barcelona: construcción basada en el éxito

Un aspecto importante de ser una ciudad inteligente es el uso de las nuevas tecnologías digitales y del Internet de las cosas (IoT) para mejorar los procesos municipales en beneficio de los residentes. Barcelona tiene un historial bien documentado al respecto, puesto que ha incorporado sensores inteligentes y análisis de grandes cantidades de datos en todo, desde el aparcamiento y el transporte, hasta la recogida de basura, la calidad del aire y el riego de los parques.

Pero ser una ciudad inteligente es, en última instancia, un proceso o un viaje más que un destino. Y después de muchas iniciativas y muchos elogios, Barcelona notó que necesitaba llevar su ciudad inteligente al siguiente nivel.

Las supermanzanas de Barcelona dan vida a las calles.

La evolución de la ciudad inteligente

Aunque se trata de un concepto relativamente nuevo, la ciudad inteligente ya ha superado varias fases de desarrollo. La fase 1.0 se caracteriza por una toma de decisiones descendente impulsada por la tecnología y sus máximos exponentes son ciudades como Songdo (Corea del Sur).

La fase 2.0 representa un enfoque más ascendente, en el que las demandas de los ciudadanos y los políticos impulsan la tecnología para desarrollar soluciones que satisfagan necesidades reales, por ejemplo, en Madrid.

La ciudad inteligente 3.0 representa un intento de vincular de forma profunda la participación ciudadana con los objetivos gubernamentales y las nuevas tecnologías. Francesca Bria promueve una “estrategia para la soberanía digital”. Cree que la mejor manera de hacer avanzar la tecnología es incluir a las comunidades locales en su desarrollo, y recompensarlas con una prueba clara de cómo la tecnología puede mejorar su calidad de vida.

 

Francesca Bria es la Directora de Tecnología del Ayuntamiento de Barcelona. Véala explicar las nuevas ideas que impulsan el afán continuo de Barcelona por expandir las fronteras de la ciudad inteligente.

Datos disponibles para los ciudadanos previa solicitud

Esto ha llevado a Barcelona en dos direcciones. La primera fue el desarrollo de una nueva infraestructura de datos compuesta por tres componentes: Sentilo, una plataforma de captura de datos y de sensores de código abierto; CityOS, otra plataforma de código abierto que analiza los datos; y un nivel de interfaces de usuario de aplicaciones de servicio para facilitar el acceso a los datos, a todos los datos.

La segunda dirección consistía en utilizar ese control integrado para democratizar los datos. Por ejemplo, la nueva plataforma y todos los datos pertenecerían a la ciudad. Estaría a disposición de los ciudadanos, las empresas privadas y otras partes interesadas, pero la ciudad y su gente retendrían en última instancia la propiedad y decidirían qué constituye un acceso adecuado, garantizarían la privacidad, etc.

Una plataforma para crear soluciones

La clave de la democratización digital es permitir a los ciudadanos explorar y mejorar la tecnología por sí mismos. Al elevar la tecnoalfabetización de la población, el pensamiento también avanza, y los ciudadanos pueden comprender mejor cómo y dónde la tecnología puede atender mejor sus intereses.

El sitio web resultante “Barcelona Digital City” se divide en tres partes:

  • La educación digital tiene como principal objetivo fomentar las vocaciones científicas y tecnológicas de los niños, por ejemplo, a través de FabLabs que, utilizando las nuevas tecnologías, enseñan las habilidades de colaboración necesarias para la innovación.
  • La inclusión digital amplía la formación. Vincles BCN, por ejemplo, ayuda a las personas mayores a superar las barreras de entrada al mundo digital.
  • Los derechos y la democracia digitales ofrecen a la ciudadanía digital de Barcelona la oportunidad de tomar decisiones. Por ejemplo, Decidim proporciona una plataforma experimental, “abierta, segura y gratuita” para generar ideas y probar su viabilidad. La ciudad podrá implementar las ideas que superen esta prueba de la inteligencia colectiva con el apoyo popular.

 

Las supermanzanas significan movilidad

Mientras tanto, se siguen implementando más soluciones al nivel de la calle. Por ejemplo, la popular idea de la supermanzana se ampliará hasta cubrir toda la ciudad. Restringiendo el tráfico de vehículos dentro de cada supermanzana, bajan el ruido y la contaminación en los barrios, y las calles quedan libres para los niños, los peatones y los pequeños negocios.

Sin embargo, aunque se limite el tráfico de automóviles, la movilidad aumenta. Por ejemplo, la línea 9 del metro de Barcelona se ha actualizado con ascensores inteligentes que utilizan los datos en tiempo real para adaptarse a las necesidades de los viajeros.

El movimiento de los ascensores está optimizado para el uso de los pasajeros y van automáticamente hasta el nivel del andén justo antes de la llegada del tren. Esto acelera la movilidad de los pasajeros, reduce las aglomeraciones y disminuye el consumo de energía para los 30 millones de pasajeros al año que están previstos. ¡Eso es inteligencia!

 

Las supermanzanas conllevan la creación virtual de pequeños pueblos dentro de grandes ciudades. El tráfico de vehículos puede entrar en estas áreas, pero a baja velocidad y con otras restricciones. Al eliminar la mayor parte del tráfico, la actividad centrada en las personas crece.

Cooperación público-privada en el desarrollo de ciudades inteligentes

La empresa privada es un componente clave en los planes de Barcelona. Sede anual del Smart City Expo World Congress, Barcelona también colabora activamente con gigantes tecnológicos como Cisco, Philips y Schneider, en la aplicación de la tecnología digital a los retos urbanos. Muchas de las iniciativas urbanas inteligentes de Barcelona tienen como objetivo aumentar directamente las oportunidades de negocio digital o de crear trabajadores con conocimientos tecnológicos tan deseados por las empresas.

No es de extrañar que el líder en movilidad urbana thyssenkrupp Elevator eligiera Barcelona para su conferencia anual de liderazgo mundial en 2018. España fue un país piloto en el lanzamiento de MAX desarrollado para el IoT, la primera solución de mantenimiento predictivo del sector. Se han instalado más de 110 000 unidades inteligentes MAX en todo el mundo, 24 000 de ellas en España. Muchas de ellas se encuentran en lugares muy transitados, como el metro de Barcelona y el aeropuerto, lo que permite a los residentes, los viajeros y los turistas beneficiarse de las innovadoras contribuciones de thyssenkrupp Elevator a la ciudad inteligente de Barcelona.

Dando forma a la innovación

Nombrada ciudad inteligente n.º 2 del mundo en 2017 por Juniper Research, Barcelona no quiere dormirse en los laureles.

Con su insistencia activa en que la promesa urbana de la tecnología sólo puede cumplirse con el consentimiento informado y la participación de sus ciudadanos, y su impulso para que esto suceda, Barcelona se mantiene a la vanguardia del desarrollo urbano inteligente. Seguirá inspirando a líderes de todos los ámbitos, y no sólo en el apasionante campo de la movilidad urbana.

¿Le ayuda su ciudad a comprender y participar en las oportunidades de la era digital? Háganos saber cómo.