Cities

Moscow City: un distrito empresarial y residencial reactiva la industria a orillas del río

El Centro Internacional de Negocios de Moscú (“Moscow City”) es la nueva cara de la capital rusa, que contrasta con las históricas cúpulas bulbosas de la Plaza Roja. El nuevo distrito, repleto de llamativos rascacielos, también acoge la Torre Federación, actualmente el edificio más alto de Europa. Con 373,7 m de altura, es mucho más alto que el Shard (306 m) de Londres. 

Con una inversión superior a 12 000 millones de dólares, el Centro Internacional de Negocios de Moscú es la primera zona de la capital que combinará negocios, viviendas y entretenimiento. Tres nuevas estaciones de metro conectan la zona de la orilla del río con los distritos colindantes. Aunque la construcción se ralentizó durante la recesión, el ritmo se ha recuperado para poder finalizar la obra.

Cities
Inteligentes por dentro y por fuera - De muchas maneras, el concepto de ciudad inteligente es simplemente una buena planificación urbana que incorpora los avances en tecnología digital y los nuevos pensamientos a los antiguos conceptos urbanos de relaciones, comunidad, sostenibilidad medioambiental, democracia participativa, buen gobierno y transparencia.
1654 vistas

Creado el 25.11.2016

Moscow City: un hito de la capital

Iniciado en 1992, Moscow City presume en la actualidad de una docena de altísimos rascacielos con muchos otros proyectos de construcción en marcha. Cuando finalicen las obras, albergará hasta 300 000 residentes, empleados y visitantes. Con más de 4 millones de metros cuadrados de establecimientos, hoteles y espacios para oficinas, es capaz de competir con el Canary Wharf de Londres o incluso con Manhattan.

A pesar de que la construcción se ralentizó durante la recesión de 2008, en los últimos años el ritmo de los proyectos de construcción se ha acelerado y los índices de ocupación también han aumentado. Además, la finalización de las líneas de metro y de una línea de alta velocidad con destino al aeropuerto permite que tanto los moscovitas como los visitantes puedan acceder al nuevo centro de un modo mucho más sencillo.

El nuevo centro también se ha convertido en un punto de interés imprescindible para los visitantes que acuden en masa para admirar Moscú desde las plataformas de observación de algunos de los edificios más altos de Europa, como la Mercury City Tower o la Torre Federación. 

Un libro ilustrado de torres moscovitas modernas

La Torre Federación gana la batalla

Cuando las obras finalizaron en el año 2015, la Torre Federación de Moscú se convirtió en el rascacielos más alto de Europa con 373,7 metros de altura. El diseño incorpora dos torres en forma de triedro con una altura de 373 y 243 metros respectivamente, ubicadas en una base común de 10 plantas. 

Su asombroso contorno ha modificado por completo el perfil urbano de Moscú y se ha convertido en toda una atracción, no solo para las empresas, sino también para los turistas. No es de extrañar que la Torre Federación se esté convirtiendo rápidamente en un nuevo símbolo de Moscú y en un emblema que aparece cada vez más en las películas.

Dos por el precio de una: una combinación ganadora

Como sucede en muchas ciudades importantes, los inmuebles de Moscú pueden ser muy caros. Por ello, los constructores del enorme complejo de la Torre Federación de Moscú deseaban hallar soluciones que permitiesen ahorrar espacio sin que ello afectara negativamente a los servicios. Y encontraron una solución en el sistema de ascensores TWIN, diseñado específicamente para edificios de más de 50 metros de altura.

En el sistema de ascensores TWIN, dos cabinas comparten un mismo hueco y alcanzan velocidades de hasta 7 m/s. El uso de dos cabinas en un solo hueco permite transportar hasta su destino el mismo número de personas que una solución convencional de dos huecos, pero de una forma más rápida y utilizando la mitad de espacio. 

Este sistema de ascensores doble tiene una capacidad de transporte mucho mayor que una solución convencional de un único ascensor, lo que significa que el número necesario de huecos para los ascensores se reduce enormemente para poder disponer de un valioso espacio destinado a edificios y alquiler, especialmente en los edificios altos.

Los fantásticos ascensores de Moscow City

¿No ha cumplido las expectativas?

En el año 2015, ArchDaily informó de que Moscow City tenía un 45 % de espacio libre, posiblemente debido a la recesión económica. De hecho, los precios del alquiler eran tan bajos en el año 2014 que un albergue juvenil podía permitirse operar en la 43.ª planta de la Torre Imperia, un inmueble de millones de dólares diseñado para alojar viviendas, hoteles y negocios de primerísima categoría.

A pesar de este contratiempo, el Centro Internacional de Negocios de Moscú sigue avanzando hacia el futuro (y hacia el cielo) con la construcción de rascacielos de talla mundial. Sus edificios no solo resultan interesantes por su altura, sino por sus innovadores diseños.

Es cierto que recientemente ha existido cierta tensión entre Occidente y Rusia, pero los negocios, como ya sabemos, deben seguir su curso. Y el Centro Internacional de Negocios de Moscú parece destinado a convertirse en un eminente centro de negocios a escala internacional y en un importante hito de la ciudad.