Cities

La universidad en la ciudad: de isla de aprendizaje a modelo de cooperación

Si visita algunas de las universidades más antiguas del mundo, como las de Fez (Marruecos), Bolonia (Italia) o Santiago (Chile), verá que están literalmente incrustadas en la infraestructura de la ciudad, un entramado de comercio y personas que surge de la ciudad. Sin embargo, en algún momento de la historia, las universidades se convirtieron en “torres de marfil”, dejando de estar en el meollo y encerrándose en sí mismas.

No obstante, en las últimas décadas, las instituciones de enseñanza superior han vuelto a situarse en la órbita, asociándose con los negocios locales y participando de nuevo fuera de los muros de la universidad. Los estudiantes y las ciudades han notado los beneficios, junto con las empresas que buscan nuevo talento capaz de revitalizar organizaciones más anticuadas.

Cities
Inteligentes por dentro y por fuera - De muchas maneras, el concepto de ciudad inteligente es simplemente una buena planificación urbana que incorpora los avances en tecnología digital y los nuevos pensamientos a los antiguos conceptos urbanos de relaciones, comunidad, sostenibilidad medioambiental, democracia participativa, buen gobierno y transparencia.
1032 vistas

Creado el 16.12.2016

Difusión de gran conocimiento

Una universidad realiza una valiosa y versátil contribución a la vida urbana. Los beneficios de tener una universidad en la ciudad son múltiples y dependen, naturalmente, de muchos factores. Sin embargo, no cabe la menor duda de que las universidades proporcionan una ventaja distintiva a la hora de impulsar la prosperidad económica.

Al ser relativamente inmunes a las fluctuaciones de los ciclos económicos, las universidades dan empleo a gente local en trabajos que van desde la investigación más avanzada hasta la jardinería. Las universidades de éxito también se expanden, añadiendo nuevos edificios y revitalizando barrios viejos.

Además, las universidades reciben constantemente ayudas públicas y privadas para estudiar o investigar y desarrollar. Esta entrada de capital se puede transformar en salida de recursos compartiendo desarrollos innovadores que pueden probarse en empresas locales o proyectos de cooperación entre el mundo académico y el comercio.

Talento local: las ciudades cosechan las semillas del futuro de la innovación

Una universidad de renombre internacional atrae nuevo talento. Si la relación entre la ciudad y la universidad es abierta y productiva, los graduados de la universidad, incluidos inmigrantes de origen diverso, se sienten más atraídos a quedarse. Esto es particularmente cierto en el caso de los trabajadores de sectores de conocimiento intensivo.

Las universidades proporcionan un recurso único a las ciudades interesadas en invertir en los sectores del futuro. Proporcionando conocimiento, fomentando la curiosidad, invirtiendo en nuevas ideas y atrayendo a personas ambiciosas, la universidad urbana puede ser un semillero de innovación y de espíritu emprendedor de la fuerza laboral del mañana. Si bien estos terrenos fértiles benefician a las empresas existentes, también generan muchísimas nuevas en forma de empresas emergentes.

Solo hay que fijarse en ejemplos como Silicon Valley, California, que nació de una estrecha relación de beneficio mutuo con la Universidad de Stanford. O Route 128, también conocido como la Autopista de la Tecnología, in Massachusetts, que se asienta en el verdadero cruce de caminos de universidades como el M.I.T y Harvard, y el comercio y la política.

Las empresas que miran al futuro no necesitan buscar

Las empresas situadas en ciudades que buscan empleados potenciales tienen un abanico de candidatos cualificados justo en la puerta. Los graduados, así como los miembros de la comunidad académica, están deseosos de formar alianzas con empresas con las que puedan probar su conocimiento o ganar experiencia práctica de trabajo mientras estudian.

Las empresas saben que no solo pueden tomar recursos de la universidad, sino que también pueden apoyar mejor sus propias iniciativas en investigación y desarrollo. Basta con ver lo que sucede en Atlanta, Georgia, y Tech Square. Junto a los espacios de investigación públicos, doce empresas de la lista Fortune 500 han situado centros de investigación corporativa.

Un buen ejemplo es el edificio Coda, un centro conjunto de innovación técnica del Georgia Institute of Technology y empresas del sector privado. Es un edificio de uso mixto único en el mundo, con muchos detalles innovadores, como el uso de ascensores TWIN, que maximizan el espacio y sientan un precedente de edificios y economías de pensamiento avanzado.

Tech Square, Atlanta: donde convergen la investigación y el comercio
“Nuestro ambiente de oficina es como una comunidad: todos tenemos sed de conocimiento y siempre hay profesores, investigadores y directores ejecutivos de diversas empresas emergentes por la oficina, lo que nos ayuda a inspirarnos.”

Tré Watts – thyssenkrupp RIC, Atlanta, Georgia

Los estudiantes se suben al carro de la universidad urbana

Constrúyela y ellos vendrán. Los estudiantes están particularmente deseosos de encontrar universidades donde puedan estudiar y encontrar prácticas o puestos de trabajo uno al lado del otro. La posibilidad de establecer relaciones con futuros empleadores puede ser ideal en una ciudad que crea un punto de encuentro abierto entre el mundo académico y el comercio.

Así pues, no sorprende que en las clasificaciones QS Top Universities las tres ciudades del mundo preferidas para estudiar (París, Melbourne y Tokio) reciban buenas notas por las altas calificaciones en el apartado “actividad de empleadores” del índice. HEC Paris, por ejemplo, tiene una amplia lista de socios corporativos que apoyan a la universidad y ofrecen prácticas y oportunidades de carrera a los estudiantes. Los tres centros disponen de un excelente núcleo de empresas internacionales con fuertes lazos con la comunidad universitaria.

Incluso las pequeñas ciudades universitarias notan el impacto de una relación simbiótica entre el mundo académico y el comercio. Por ejemplo, Rottweil, Alemania, donde thyssenkrupp ha construido una nueva torre de pruebas de I+D. Esto ha inspirado y ha abierto la puerta para el intercambio con los miles de estudiantes de ingeniería en las ciudades vecinas de Stuttgart y Múnich.

La nueva torre de pruebas de ascensores atrae talento en Rottweil
La nueva torre de pruebas de ascensores atrae talento en Rottweil
QS Best Student Cities 2016

La comunidad está en el corazón de todas las universidades

Para que una universidad tenga éxito en el corazón de una ciudad, también tiene que llevar a la ciudad en su corazón. En las últimas décadas se han puesto de manifiesto los beneficios económicos y las grandes oportunidades para alimentar el crecimiento de ambas partes, y ha reaparecido la imagen de la universidad como núcleo de la sociedad en lugar de entidad que opera al margen.

Las universidades y las ciudades pueden prolongar el avance conseguido tendiendo puentes, extendiendo su alcance a otras áreas como aspectos sociales, las artes y la igualdad económica. Las universidades tienen los recursos para profundizar en los problemas actuales y tienen la responsabilidad de compartir el conocimiento, mientras que las ciudades deben poner su infraestructura al servicio de probar lo nuevo.