Cities

Conseguir que las ciudades sigan siendo «inteligentes»: lecciones de Asia

Tanto si han surgido a partir de planes de acción, de colosales programas gubernamentales o por iniciativa de promotores inmobiliarios, las ciudades inteligentes son el banco de pruebas actual para las tecnologías inteligentes emergentes. Sin embargo, para seguir el rápido ritmo de crecimiento global de las ciudades inteligentes, hay que dar una vuelta al mundo. URBAN HUB se desplaza a Asia para analizar el crecimiento de estas ciudades líderes que marcan tendencias y lo que podemos aprender de ellas.

Ahora, con años de experiencia a sus espaldas, los promotores, líderes industriales y urbanistas pueden identificar mejor qué es lo que convierte a una ciudad en una ciudad atractiva e inteligente de verdad y dónde es necesario seguir trabajando para poder ofrecer el nuevo futuro urbano a las personas.

Cities
Inteligentes por dentro y por fuera - De muchas maneras, el concepto de ciudad inteligente es simplemente una buena planificación urbana que incorpora los avances en tecnología digital y los nuevos pensamientos a los antiguos conceptos urbanos de relaciones, comunidad, sostenibilidad medioambiental, democracia participativa, buen gobierno y transparencia.
1236 vistas

Creado el 04.02.2016

Inspiración nacida de cero: Songdo lo tiene todo

Songdo, Corea del Sur. Este enorme proyecto posee todos los ingredientes de una ciudad inteligente: un transporte público pionero, una red eléctrica eficiente y una infraestructura basada en nuevas tecnologías que va como la seda. Además, las zonas verdes y los canales serpenteantes le dan una belleza de cine. Cualquiera que continúe afirmando que una ciudad sostenible de verdad no es posible, ya puede dejar de buscar.

Este proyecto construido desde cero en una zona de campos aúna de manera única la alta tecnología con una combinación de espacios residenciales y comerciales. Surgió a raíz de una iniciativa política para potenciar el crecimiento sostenible bajo en emisiones. Las inversiones sostenibles realizadas en las soluciones integradas, la eliminación de residuos y el consumo de energía progresivo, allanaron el camino. Los sensores lo monitorizan todo, desde el tráfico hasta la temperatura, y permiten reaccionar en tiempo real para ahorrar recursos y hacer la vida urbana más fácil.

Sin embargo, los urbanistas aún se enfrentan a un desafío complicado: deben atraer habitantes y negocios. Un 60 % de Songdo sigue desocupado. Para que exista una comunidad viva de familias, empresas y estudiantes hace falta tiempo. No obstante, la ciudad espera que las nuevas universidades y los incentivos fiscales ayuden a romper el hielo para hacer realidad esta ciudad inteligente de ensueño.

Songdo skyline
Top ten elements smart cities must master

China: la supremacía de las ciudades inteligentes

Debido a su población creciente y al ascenso social de un excedente de jóvenes, China conoce bien la necesidad de crear áreas urbanas nuevas. Ciudades como Lago Meixi o Shenyang pueden aportar datos muy valiosos a los proyectos que parten de cero o a las ciudades que ya existen y quieren convertirse en ciudades inteligentes.

El distrito de Lago Meixi acaba de nacer; es un centro ecológico y pionero situado en la capital de la provincia de Hunan. Esta idea de unos promotores inmobiliarios espera ser una fuente de inspiración para el resto de Asia, como lo es Songdo. Este tipo de ciudades edificadas a partir de cero serán esenciales para reducir la presión sobre otras ciudades que están creciendo muy rápido.

Pero hay muchas maneras de hacer que una ciudad sea inteligente. Tomemos el ejemplo de Shenyang, en la provincia de Liaoning. En el pasado, esta ciudad, que tradicionalmente había sido un centro de industria pesada, sacrificó el entorno por el beneficio industrial. Con la intención de regenerar su base económica, Shenyang pretende ahora modernizar la ciudad con tecnologías inteligentes que se centren en el Internet de las cosas y que sean compatibles con soluciones sostenibles.

San Hao Bridge in Shenyang
San Hao Bridge in Shenyang

La ciudad inteligente, ¿adalid del cambio o isla de privilegiados?

El programa «100 ciudades inteligentes» del gobierno indio pretende acercar la manera de vivir sostenible a los ciudadanos. En 2050 un 70 % de los indios vivirá en una ciudad. Para salir adelante, las ciudades indias deberán adaptarse a las necesidades de la comunidad y a sus medios económicos. Para avanzar hacia una vida urbana sostenible hace falta una mentalidad abierta y flexibilidad; India lo está descubriendo por momentos.

La Gujarat International Finance Tec-City (GIFT) emerge plateada y brillante a orillas del río Sabarmati, en el estado occidental de Gujarat. Esta ciudad, cuya construcción se prevé que termine en 2021, promete todos los avances de la tecnología inteligente y podrá alardear de una red eléctrica de última generación, de un sistema de eliminación de residuos impecable y de un sistema de monitorización en tiempo real para optimizar todos los aspectos de la vida urbana.

Sin embargo, los problemas empiezan cuando la monitorización se convierte en una herramienta al servicio de la exclusividad. Tomemos como ejemplo las críticas contra Palava City, creada por un promotor privado.  El plan de emitir tarjetas identificativas inteligentes y de controlar los residentes con un sistema de vigilancia inteligente convierten a esta zona periférica de Bombay en una comunidad vallada con medios virtuales. Cuando la tecnología se utiliza para reforzar las divisiones sociales, deja de ser inteligente.

Gujarat and the Sabarmati river
Singapore - Jurong Lake District

Vida urbana inteligente para las personas y por las personas

Singapur reconoce la importancia de crear en colaboración con los ciudadanos. El distrito del lago Jurong es un proyecto de ciudad inteligente a pequeña escala que pone el énfasis en el ciudadano. La función del gobierno es reunir a los organismos públicos, los agentes del sector y los ciudadanos para crear conjuntamente soluciones holísticas que respondan a las necesidades de una población cambiante.

Partiendo de las lecciones aprendidas con el proyecto de Songdo de Corea (que ahora puede parecer un proyecto nacido desde arriba y con poco contacto con las necesidades de las personas), el proyecto del distrito del lago Jurong trabajó con una diversidad de urbanistas locales para probar soluciones a pequeña escala antes de adoptarlas de forma general. El resultado ha sido un esfuerzo comunitario y la creación de una ciudad inteligente que beneficia a todos los ciudadanos, garantizando el crecimiento y la sostenibilidad futuros.

El camino hacia una inteligencia superior

La tecnología simplifica la vida de las personas y conduce a soluciones más sostenibles, pero la creación de espacios urbanos solamente será sostenible si está enraizada en las personas. Al adaptar el perfil de ciudad inteligente a cada área única, los responsables de desarrollo urbanístico conseguirán que las ciudades inteligentes no surjan como ciudadelas aisladas. Eso les ayudará a atraer a personas que deseen convertirse en residentes-participantes activos. Porque son las personas quienes hacen que la sostenibilidad sea inteligente.