Buildings

El Trinity River Park de Dallas será el mayor parque urbano de EE. UU.

Dallas (Texas) es una ciudad estadounidense que sufre inundaciones anuales previsibles y a grandes inundaciones impredecibles y peligrosas cada tres y diez años. La ciudad se ha visto obligada a respetar una planicie aluvial de protección para evitar catástrofes, creando una zona muy amplia y no desarrollada que separa el rico norte del sur, más pobre, y que bloquea el acceso a la orilla del río.

Sin embargo, gracias a una importante donación privada, la ciudad va a hacer realidad su anhelado sueño de desarrollar la planicie aluvial del río Trinity para convertirla en uno de los parques urbanos más grandes de EE. UU., con la esperanza de conectar las dos zonas de la ciudad de manera más harmoniosa. A no ser que las voces críticas con el proyecto tengan razón…

Buildings
Iconos de la sostenibilidad urbana - Hoy en día, la planificación urbana de la ciudad crea futuros iconos para las ciudades que expresan nuevos mensajes de sostenibilidad, de opciones ecológicas y de vida responsable.
1084 vistas

Creado el 24.01.2017

Un refugio natural y acuático para unir Dallas

La mayoría de las ciudades norteamericanas ya utilizan prácticamente todos sus terrenos disponibles, de modo que puede resultar sorprendente que Dallas haya encontrado un espacio para un parque de 10 000 acres (aproximadamente 40,5 km2) que pasa por el centro de la ciudad. Para entender su magnitud, hay que saber que el nuevo Trinity River Park sería el mayor parque urbano de EE. UU.; su tamaño sería diez veces el del Central Park de Nueva York.

Así que, ¿dónde han encontrado un espacio tan grande? Históricamente, Dallas ha estado sometida a las imprevisibles aguas del río Trinity, motivo por el que se construyeron grandes diques para evitar inundaciones catastróficas cada diez años. La planicie aluvial existente también desempeña un papel importante en la protección de la ciudad. Sin embargo, divide la ciudad entre norte y sur, e impide el acceso de los peatones al río. Ahora Dallas está preparada para solucionar estos inconvenientes.

Una filántropa pone la semilla de una Dallas más verde

El primer paso para llevar adelante un proyecto monumental como este era garantizar la disponibilidad de fondos para iniciarlo. Igual que en el caso del Bentway de Toronto, Dallas también debe agradecer esta oportunidad a un ciudadana adinerada.

Annette Simmons donó 50 millones de dólares, de los 250 necesarios, para reconstruir este gran espacio infrautilizado. Su donación es la mayor donación privada de la historia de esta ciudad y la idea surgió, en parte, después de que la ciudad hiciera públicos sus planes.

Hace décadas que se barajaba la idea de un parque a lo largo de la planicie aluvial del río Trinity, pero las disputas burocráticas internas, los falsos comienzos y la falta de consenso bloqueaban el avance del proyecto. Ahora, gracias a un proyecto que satisface las expectativas de muchos residentes y políticos, sino todos, y con el problema financiero solucionado, este nuevo gran parque natural en Dallas tiene luz verde.

A orillas del río: un refugio para los habitantes de Dallas

La nueva propuesta hace realidad el parque

La planicie aluvial no es lo único que ha dividido la ciudad: las ideas para transformar el espacio también han causado desavenencias, que han impedido que las ideas prosperaran y han despertado recelos entre los inversores potenciales. En el pasado, la ciudad se centró demasiado en céspedes y lagos impolutos, campos de golf e incluso probó con una idea de rápidos en aguas bravas.

Michael Van Valkenburg Associates firman este nuevo proyecto para el Trinity River Park, que toca literalmente de pies en el suelo y busca su inspiración en la ecología local. Si bien continuará siendo un espacio público con zonas de juego y otras atracciones, el parque además convivirá en harmonía con el río gracias a prados, estanques y senderos naturalistas que contribuyen a restituir el equilibrio ecológico.

Se trata de un esquema doble que combina una ecología fluvial escalonada y parques con miradores en las paredes de los diques sin dejar de proteger a la ciudad de las inundaciones. Michael Van Valkenburg Associates han trabajado codo con codo con los ingenieros públicos para conservar la sólida infraestructura de la planicie aluvial y los diques. El proyecto incluso sugiere que el parque se podría utilizar durante las inundaciones, ya que las características del parque cambian en función del nivel relativo de inundación.

The new natural district in Dallas
The new natural district in Dallas

Los altibajos de un parque en la planicie aluvial

Si bien la donación de 50 millones de dólares parece haberle concedido al proyecto el sello de aprobado, algunos responsables municipales siguen exigiendo que el proyecto se analice más a fondo. La donación parece muy atractiva a primera vista, pero podría quedarse corta en la práctica. A menudo, surgen conflictos cuando la ciudad y los equipos de ingenieros tienen prioridades distintas.

Mientras que los partidarios afirman que ningún proyecto es perfecto, los críticos consideran que la idea de abertura que propone el parque deja mucho que desear. El acceso a los miradores podría no ser apropiada desde la parte baja, debido a los cruces de vías y al prolongado paso elevado. Sin embargo, el obstáculo más importante continúa siendo la propuesta de una vía de peaje.

El miedo a que esta autopista enorme desmerezca el parque y lo aleje de su intención primera de unir la ciudad hace que algunos pidan volver a un proyecto que fue aprobado por el gobierno federal en 2015, tras 12 años de estudio. Aún así, con el apoyo arrollador desde otros ámbitos y con los fondos privados financiando el nuevo proyecto, la ciudad confía en que sus planes se llevarán a cabo con éxito y beneficiarán a todos los ciudadanos.

A orillas del río: un refugio para los habitantes de Dallas

Un parque como prueba para los futuros líderes de la filantropía y las ciudades verdes

El dinero impulsa las ideas, pero también levanta sospechas. Los críticos han sugerido que las donaciones importantes pueden influir en el gobierno a la hora de tomar decisiones y ahogar las iniciativas de la gente corriente. Independientemente de la procedencia de los fondos financieros, proyectos como el del Trinity River Park, que ponen énfasis en conceptos inclusivos y en tender puentes, han demostrado tener éxito a largo plazo.

Está previsto que el parque se termine en 2021 y aún podría incorporar las peticiones de dar prioridad a una mejor vía de acceso, dejando de lado la autopista. La ciudad continúa necesitando fondos privados para poder completar el parque. El tiempo dirá si esta combinación de filantropía y planificación de parque urbano da buenos resultados.

La realidad es que existen muchas otras historias de éxito, una de ella bien cerca, en Houston. El proyecto para la planicie aluvial de Dallas es similar al del Buffalo Bayou Park, un parque con caminos escalonados en función del nivel de inundación, que integra zonas de juego y atracciones de manera respetuosa con la naturaleza.

Sea como sea, si el proyecto acaba haciéndose realidad, Dallas estará un poco más cerca de ser una ciudad mejor conectada, en la que sus habitantes podrán aprovechar y disfrutar el parque a orillas del río.