Buildings

Los torres residenciales y el auge de la moderna vivienda vertical

A 426 metros de altura, el rascacielos residencial más alto –al menos actualmente– es el lujoso número 432 de Park Avenue, en Nueva York. No obstante, siete de los diez rascacielos residenciales más altos del mundo se encuentran en la futurista Dubái Marina. Los edificios altos de apartamentos son frecuentes en el mundo entero y se estima que en ellos viven 60 millones de personas. Pero, ¿para quién son? La respuesta depende de cuándo y dónde haga la pregunta.

Buildings
Iconos de la sostenibilidad urbana - Hoy en día, la planificación urbana de la ciudad crea futuros iconos para las ciudades que expresan nuevos mensajes de sostenibilidad, de opciones ecológicas y de vida responsable.
1861 vistas

Creado el 19.04.2016

De gama alta a gama baja

Si bien muchos de los primeros edificios altos modernos se construyeron como oficinas, los edificios residenciales pronto se convirtieron en parte del paisaje urbano, fundamentalmente como lugares repletos de actividades para las clases adineradas. En particular, en 1925, el edificio de la Torre Ritz de Nueva York desencadenó el auge de la vivienda vertical para personas pudientes. 10 años más tarde, Nueva York podía vanagloriarse de tener unos 150 de dichos rascacielos de gama alta y la tendencia había llegado a sitios como Shanghái o Buenos Aires.

Pero la vivienda vertical supuso una solución tan evidente al desafío de alojar a las poblaciones urbanas en crecimiento que, a continuación, paso a ser utilizada por la ingeniería social a gran escala. Aplicada a las viviendas de masas para las clases media y baja –frecuentemente en grandes proyectos de viviendas sociales– la idea se difundió rápidamente por las ciudades de los EE. UU., Europa y la URSS. Pero hacia los años 1970, los bloques de pisos comenzaron a verse como el origen –y no la solución– del deterioro urbano. ¿Acaso solo los ricos podían hacer frente al reto de la vivienda vertical?

Ritz Tower - New York City

«… la Torre Ritz… modificó el rumbo de la arquitectura residencial. La aparición del Ritz en 1925 pareció ser un acontecimiento simbólico. Expresó aquello que estaba en la imaginación de la gente, esculpió en piedra la Era del Jazz y proclamó, al fin, el inicio de la era moderna».

Elizabeth Hawes – Autora de New York, New York

432 Park Avenue

La respuesta...

Evidentemente, Asia no piensa igual. Singapur, Tokio y Hong Kong presumen de haber experimentado con éxito con la vivienda vertical al alcance de todos. De hecho, el 80 % de la población de Singapur vive en viviendas sociales, siendo gran parte de ellas edificaciones altas. Y China está experimentando un auge espectacular de las viviendas en edificios altos… y no solo para los muy ricos.

URBAN HUB ha informado anteriormente acerca de numerosas ideas innovadoras para edificios altos, tales como aldeas verticales, edificios de viviendas e innovadores rascacielos de uso combinado. Estas y otras ideas por venir pueden ofrecer nuevas posibilidades para vivir y participar en la vida de las ciudades modernas y elevarnos a todos a una forma de vida en vertical.

Entre tanto, Nueva York está intentando hacer felices a todos. Las nuevas medidas están aprovechando la creciente demanda de un estilo de vida urbano por parte de las personas adineradas para desechar las normas y reglamentos obsoletos que se interponen en la construcción de viviendas asequibles, también para las familias con rentas más bajas. Una cosa es segura: la gente desea vivir en la ciudad. Y el único camino que queda es… ¡hacia arriba!

 
A short story of the highrise
10 Tallest All-Residential Buildings by Height

«Nuestras grandes ciudades… todavía podrían acoger cómodamente a unas cuantas familias más. Si no lo hacen es porque las normas y reglamentos bloquean la construcción. En especial, los límites a la altura de los edificios evitan que hagamos un mayor uso del sistema de transporte público más eficiente que se haya inventado: el ascensor».

Paul Krugman – Premio Nobel de Economía